11 ago 2020

Ir a contenido

El escándalo de carne podrida en China salpica también a McDonald's en Japón

La subsidiaria japonesa ha dejado de vender piezas de pollo frito suministradas por la compañía Husi

EFE / Tokio

Las prácticas de la empresa cárnica Husi, que distribuye para cadenas como McDonalds y Pizza Hut, han dado la vuelta al mundo. / YOUTUBE

Las prácticas de la empresa cárnica Husi, que distribuye para cadenas como McDonalds y Pizza Hut, han dado la vuelta al mundo.
Una de las fotos tomadas el 20 de julio dentro de las fabricas de Husi Food en Shangai.

/

La subsidiaria japonesa de McDonald's ha anunciado este martes que ha dejado de vender piezas de pollo frito, ya que un 20% de las que servía eran suministradas por la compañía china Husi, que ha sido cerrada en el país vecino tras ser acusada de vender carne en mal estado.

En un comunicado, Mcdonald's Holdings Japan ha explicado que dejó de vender ayer en Japón sus 'McNuggets' de pollo "tras confirmar la denuncia" que la cadena de televisión de Shanghái Dragon TV realizó el fin de semana en un reportaje. La firma, que suministra carne a varias empresas de comida rápida de la región de Shanghái, ha falsificado sistemáticamente la fecha de caducidad de parte del género que vendía, según muestra el programa.

McDonald's Japón ha explicado que ha cancelado su acuerdo de compra con Husi y que ya ha encontrado otros proveedores alternativos en China y Tailandia, aunque no ha precisado cuándo volvería a vender el mencionado producto. "Pedimos perdón a nuestros clientes por los inconvenientes y la preocupación. Lo lamentamos muchísimo", ha explicado la subsidiaria nipona de la conocida cadena de hamburgueserías en el texto.

Las acciones de la empresa, que en los últimos tiempos vive dificultades operativas, tocaron su nivel más bajo en un año y medio y perdieron un 0,35% al cierre de la sesión en la Bolsa de Tokio. La cadena de televisión china mostró en el reportaje imágenes grabadas en una planta cárnica de Husi donde se veía al personal recogiendo carne del suelo y arrojándola a la maquinaria procesadora. Además de otras irregularidades, también se mostraba cómo los trozos de pollo 'McNuggets' descartados por los controles rutinarios de las autoridades eran reprocesados una y otra vez hasta que superaban el control.