Ir a contenido

UNA PRIVATIZACIÓN POLÉMICA

El Ejército sostiene que haría volar el hidroavión a mitad de precio

Defensa solo hubiera cobrado a Agricultura las dietas de la tripulación del avión

En el 2011, el Estado ahorró 15 millones por la labor de pilotos militares en incendios

MAYKA NAVARRO
BARCELONA

mientras el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente guarda silencio sobre la polémica privatización del hidroavión Bombardier CL-415, otros directamente afectados por la decisión sí han hecho sus cuentas. El Ejército del Aire sostiene que si sus pilotos se hubieran encargado de hacer volar el hidroavión, como estaba planificado cuando se compró el año pasado, el coste hubiera sido la mitad de la mejor oferta de una empresa privada. Además, en el contrato con Defensa del 2014, el ministerio de Pedro Morenés no pensaba incrementar el coste por el pilotaje del nuevo hidroavión, salvo las dietas de las dos tripulaciones que se habrían desplazado a la base aérea de Matacán (Salamanca). El coste de los 12 hidroaviones en alerta de los 17 dispositivos que pilotan militares este año es de 15,7 millones de euros.

Aun así, la ministra Isabel García Tejerina insistió en su día en que la oferta de Inaer representaba un ahorro de 500.000 euros y además le ofrecía «más garantías» que el Ejército del Aire. Ayer, un portavoz del Ministerio de Medio Ambiente atendió a este diario solo para decir que el departamento «cumplirá las condiciones del contrato con Inaer».

Para el Ejército del Aire, las cuentas son más que claras. «Ese hidroavión está nuevo, recién salido de fábrica. Ya veremos qué pasa cuando tenga que empezar a someterse a las costosas revisiones. ¿Quién le hará el mantenimiento?», se preguntaba ayer un oficial del Ejército.

INCENDIO DE GUADALAJARA / Tras su cesión a la empresa privada Inaer, en abril, el hidroavión no pudo volar hasta el 18 de julio porque hasta ese día no tuvo los certificados y homologaciones. En cambio, los 12 hidroaviones que el Grupo 43 del Ejército del Aire tiene operativos para la campaña de incendios de este año ya han volado desde el 15 de junio 246 horas y 50 minutos. El Bombardier CL-415 no se pudo estrenar hasta el viernes, concretamente en el incendio de Cogolludo (Guadalajara).

El Ejército del Aire no es el único que sostiene que su gestión es más  barata que la de una empresa privada. El propio Gobierno lo defiende. En el informe para la reforma de las administraciones públicas (CORA) se hace una referencia a los medios aéreos de Medio Ambiente que gestiona Defensa. «El sistema de colaboración es satisfactorio para ambas partes, ya que por parte del Ejército se mantiene una unidad operativa con un alto grado de entrenamiento, y por parte de Medio Ambiente porque realiza su función de lucha contra incendios a través de medios aéreos muy satisfactoriamente y a un coste claramente inferior que si tuvieran que contratar el servicio». Y se felicita porque el método supuso para el Estado de un ahorro de 15 millones de euros en el año 2011.