AMENAZA SOBRE UN PRINCIPIO DEMOCRÁTICO DE LA RED

EEUU da otro paso para eliminar la igualdad y crear clases en internet

Visto bueno de la FCC a que quien pague más reciba un servicio más rápido

La fuerte oposición ciudadana y de titanes de la red tiene cuatro meses para alegar

Protesta en Washington contra la vulneración de la neutralidad de la red.

Protesta en Washington contra la vulneración de la neutralidad de la red. / AFP / KAREN BLEIER

2
Se lee en minutos
RICARDO MIR DE FRANCIA
WASHINGTON

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) dio ayer un paso más para alterar la neutralidad de la red, el principio según el cual toda la información que circula por internet lo hace a la misma velocidad, sin privilegios para las grandes compañías que puedan pagar un servicio más expeditivo. Pese a la masiva oposición que la propuesta ha despertado, la FCC dio su visto bueno para que las empresas de telecomunicaciones puedan comercializar un servicio más rápido, siempre y cuando no se ralentice la navegación del resto de usuarios. La medida no es definitiva, y se abre ahora un periodo de cuatro meses para que el público presente sus opiniones y objeciones.

La votación celebrada en Washington estuvo marcada por las protestas de activistas que reclamaron una internet abierta e igualitaria y que acabaron siendo expulsados de la sala. Al final prevaleció el criterio del presidente de la FCC, Tom Wheeler, un antiguo lobista de la industria de las telecomunicaciones nombrado para el cargo por el presidente Barack Obama. Los tres demócratas de la comisión, incluido Wheeler, votaron a favor de la propuesta, rechazada por los dos republicanos del comité, en parte porque son contrarios a nuevas regulaciones.

Los cambios podrían trastocar de forma radical la forma en que internet ha funcionado hasta ahora en EEUU. Quien acabe pagando, por ejemplo Youtube o Netflix, se asegurará de que sus vídeos llegan a la pantalla sin interrupción alguna, una garantía que no siempre tendrán las nuevas empresas incapaces de pagar. Una mala noticia para la competitividad y la innovación.

Noticias relacionadas

Utilizando por momentos un lenguaje orwelliano, Wheeler aseguró que el nuevo sistema impedirá que se prioricen los contenidos de las compañías que más paguen y se sancionará a aquellas que ralenticen el servicio de parte de los usuarios o que bloqueen contenido. «Debe haber una sola internet. Debe ser rápida, robusta y abierta», dijo. «La posibilidad de que el proveedor elija entre ganadores y perdedores en internet es inaceptable». A pesar de esas palabras, la FCC ha acabado posicionándose del lado de proveedores como Verizon, ATT o Comcast, que defienden una internet de dos velocidades como una necesidad para seguir invirtiendo y mejorando el servicio. Una sentencia avaló su postura en enero, abriendo la puerta a cambios en la neutralidad de la red.

MÁS CAPÍTULOS / Pero esa posición va contra el criterio de las asociaciones de consumidores, de los grandes inversores y empresas de internet, como Facebook o Google, y de una ciudadanía que ha enviado un millón de cartas a la FCC pidiéndole que reconsiderase sus planes. Uno de sus aliados, el presidente demócrata del Comité de Justicia del Senado, Patrick Leahy, dijo ayer que la esencia de la neutralidad de la red reside en que las mejores ideas triunfan en internet y no aquellas que más pagan. Hasta finales de año no se espera que el asunto quede resuelto. A esta guerra la queda algún capítulo más.