LA CRISIS DEL SISTEMA DE SALUD

La propuesta de multar por abusar de la sanidad divide a los médicos

La organización colegial aboga por sancionar a quien haga "mal uso" de urgencias

Los facultativos de Barcelona y otros profesionales rechazan la medida

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodriguez Sendin, con la ministra de Sanidad, Ana Mato.

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodriguez Sendin, con la ministra de Sanidad, Ana Mato. / J. L. Pino (EFE)

2
Se lee en minutos
MANUEL VILASERÓ / Madrid

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, causó este lunes un auténtico terremoto en su profesión al descolgarse en un desayuno informativo celebrado en Madrid con la propuesta de sancionar a los pacientes que hacen un "mal uso" de los servicios sanitarios. Ir a urgencias en lugar de al centro de salud, no recoger las pruebas diagnósticas o no retirarse de una lista de espera aunque ya no se necesite serían comportamiento que conllevaría una multa.

"Esto es para pensárselo. Que no suponga ningún tipo de escándalo, ni se me malinterprete", defendió Rodríguez Sendín, para quien la iniciativa serviría para "reconducir" esos malos usos y descongestionar los servicios sanitarios de un modo similar a como la Dirección General de Tráfico sanciona a los que rebasan el límite de 120 km por hora.

Mato toma distancia

A las pocas horas, el presidente del Col·legi Oficial de Metges de BarcelonaJaume Padrós, tachó la idea de "desacertada" porque "señala al ciudadano como culpable" y apostó por "las medidas educativas" como alternativa. Más dura fue la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias al asegurar que la propuesta "choca directamente con la equidad, que precisamente afecta a los grupos desfavorecidos y frágiles". Y el presidente del Sindicat de Metges de Catalunya, Francesc Duch, la calificó de "pasada de moda".

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), por su parte, mostró su oposición frontal al sistema por "injusto" y "por culpabilizar" a los pacientes. Tampoco parece que haya despertado entusiasmo en el Ministerio de Sanidad. La titular del departamento, Ana Mato, que asistía al desayuno informativo, calificó de "anécdota" la disfunción que provocan en el sistema los que abusan de él, aunque se mostró dispuesta a "estudiar todas las fórmulas".

Rodríguez Sendín mostró también su oposición rotunda a que se cobre por ir al médico, "aunque se vaya mucho". Hay pacientes que los visitan con frecuencia "por miedo", porque "creen que les va a hacer retrasar el momento final de su vida", explicó Rodríguez Sendín, para quien "eso es una cosa terrible por la que no se puede cobrar".

Noticias relacionadas

Contra la reforma de Gallardón

El presidente de los médicos recordó a la ministra que su colectivo se opone rotundamente a que la reforma de la ley del aborto que prepara el Gobierno excluya las malformaciones fetales graves "como supuesto para interrumpir el embarazo sin esperar a argumentos o vías alternativas".