14 ago 2020

Ir a contenido

EL ESTADO DEL BIENESTAR

España sufre la pobreza infantil más alta de la UE tras Rumanía

1,5 millones de hogares padecen una exclusión social severa, el 70% más que en el 2007

Cáritas constata la situación en su informe sobre el impacto de la crisis y la austeridad en Europa

TONI SUST
BARCELONA

España ha pasado en pocos años de buscarse en los puestos más altos de las clasificaciones económicas a caer a los más bajos en indicadores sociales. Nadie duda de que la crisis ha hecho estragos en toda Europa, pero el dato que dio a conocer ayer Cáritas Europa impacta: España es el segundo país de la Unión Europea en riesgo de pobreza infantil, solo superada por Rumanía, y seguida de Bulgaria y Grecia.

Según Cáritas, el riesgo de pobreza infantil en España, calculado en función de la renta, era del 29,9% en el 2012, casi nueve puntos por encima de la media de la UE. Es un porcentaje similar al que se estima para Catalunya en este apartado. En cuanto a pobreza global, España registra el 28,2%, frente al 25,1% comunitario. También son datos del 2012. Estos inquietantes porcentajes figuran en el informe La crisis europea y su coste humanitario, que fue presentado ayer en la capital griega, Atenas. El informe analiza el impacto de la crisis y de las políticas de austeridad en la UE, con especial atención a siete países en situación de dificultad: España, Portugal, Italia, Grecia, Bulgaria, Rumanía y Chipre. El documento dedica un apartado a cada uno de estos países y repasa la situación en diferentes áreas.

En cuanto a empleo, el texto subraya que España es uno de los Estados que más puestos de trabajo han perdido entre el 2008 y el 2013, solo por debajo de  Letonia y Grecia. Cáritas calcula que desde que empezó la crisis hay cuatro millones de parados más, algo «sin precedentes en la historia de España».

En educación las noticias no son mejores: el informe alerta de que la española es la tasa más alta de abandono escolar precoz, un 24,9%, más del doble de la media de la UE, un 12,7%. Es algo a tener muy en cuenta ya que Cáritas considera que el sistema educativo es clave para romper con la pobreza. También se alude en el texto al rescate financiero de los bancos y a los recortes sociales a los que ha obligado la austeridad propiciada por la UE. Y alerta de que, por la dimensión de la economía española, que esta mejore o no será decisivo para el futuro del euro.

PROGRESIÓN DESASTROSA / Al trabajo presentado por Cáritas Europa contribuyó Cáritas España, que a su vez también presentó ayer un informe sobre la crisis, Pobreza y cohesión social, centrado en la situación española y elaborado de la mano de la Fundación FOESSA. Uno de los datos principales lo dice todo de cómo han ido las cosas últimamente: España tiene 1,5 millones de hogares en una situación de exclusión social severa. La cifra es preocupante, la evolución, tanto o más: ese millón y medio supone un 69,7% más de hogares en dificultad que en el 2007. La cifra exacta de hogares afectados es de 1.552.000, frente a los 914.000 de hace siete años. Según este informe, en España hay 11,7 millones de personas afectadas por distintas formas de exclusión social, 4,4 millones más que en el 2007.

El informe de Cáritas sostiene que la capacidad adquisitiva de los españoles se ha derrumbado desde ese año, aunque se complicó considerablemente a partir de la primera remesa de recortes, en el 2010. «La reducción de la renta de la que disponen los hogares ha ido haciéndose mayor año a año, con una pérdida del 2,9% en el 2010, del 3,4% en el 2011 y del 3,8% en el 2012», indica el texto. En cuanto a los salarios, han subido por debajo de los precios desde el 2011 y su incremento estaba en el 2013 por debajo del 1%. Naturalmente, ese ha sido el campo donde se ha perdido más renta familiar, a causa de las rebajas salariales generales provocadas por la crisis, la reducción drástica de los sueldos públicos.