11 jul 2020

Ir a contenido

El material incautado en las plantaciones de marihuana desborda la comisaría de Figueres

Los Mossos piden al juez poder destruir los utensilios una vez filmados en presencia de un secretario judicial

FERRAN COSCULLUELA / Figueres

Utensilios utilizados en las plantaciones de marihuana almacenados en la comisaría de los Mossos de Figueres

Utensilios utilizados en las plantaciones de marihuana almacenados en la comisaría de los Mossos de Figueres / ACN / Àlex Recolons

La comisaría de los Mossos de Figueres ya no da abasto para almanecar la gran cantidad de material utilizado para cultivar las plantaciones de marihuana que se han requisado en el último año. El responsable del área policial del Alt Empordà, el inspector Alfons Sánchez, ha recordado que el año pasado se confiscaron más de 11.000 plantas, con un peso de unas dos toneladas.

En el caso de las sustancias estupefacientes, la justicia permite destruir la mayor parte de la mercancía confiscada si se conserva una pequeña muestra como prueba. Sin embargo, respecto al material utilizado en las plantaciones (ventiladores, aires acondicionados, focos de luz, termostatos, instalaciones y tubos de aire, entre otros), la legislación actual no permite su destrucción hasta que se celebra el juicio.

Esta circunstancia ha hecho que la comisaría de Figueres tenga todos los almacenes repletos de material e incluso haya tenido que habilitar parte del párking para guardar los utensilios confiscados. El inspector Alfons Sánchez ha explicado que los Mossos han propuesto a los jueces llevar a cabo “pruebas preconstituidas” (una filmación del material incautado supervisada por un secretario judicial), para poder deshacerse de gran parte de las instalaciones desmanteladas.