Ir a contenido

Indignación entre los mossos por una carroza de la rúa de Mataró

La carroza, que encabezaba el desfile, llevaba un escudo donde se leía 'PPolicia Gossos d'Esquadra'

Interior dice que no va a pedir explicaciones al Ayuntamiento pues lo enmarca en el espíritu de la fiesta

ANTONIO BAQUERO / Barcelona

Rúa del carnaval de Mataró / YOUTUBE / ISMAIL AMAZU

"Per Carnaval tot s’hi val”, que dice el dicho. Ya desde la época romana, en las saturnales, donde se sitúa uno de los orígenes de esta festividad transgresora, y posteriormente bajo el catolicismo, el carnaval era el único momento del año donde férreas y jerarquizadas estructuras sociales se liberaban e incluso se invertían. Por un día, los amos servían a los siervos y la plebe hacía befa de todo tipo de autoridad sin que su actitud conllevara castigo alguno.

Sin embargo, para muchos mossos d’esquadra, una de las carrozas del carnaval de Mataró ha franqueado la línea de esa tradición, dejando atrás la mofa para instalarse en el escarnio a la policía de la Generalitat. La polémica tiene su origen en la rúa que se celebró por las calles de la capital del Maresme el pasado viernes. El desfile, del que tenía conocimiento la concejalía de cultura de la localidad, cuyo Ayuntamiento es de CiU, lo encabezaba una carroza donde iba el 'pellofa', que es como en Mataró se conoce al rey carnestoltes, que iba disfrazado de mossos y acompañado de dos jóvenes gogós que también iban vestidas de policías.

Lo que más irrita a los agentes es que la carroza en sus costados el escudo de Mossos con la leyenda PPolicia Gossos d’Esquadra y, debajo, esta dirección web www.gossos.pum. Además, tras el vehículo desfilaba una decena de individuos también disfrazados de agentes que simulaban furmar porros y actuaban como si estuvieran borrachos y drogados.

El vídeo del caranaval de Mataró fue colgado en Youtube y pronto comenzó a correr entre los mossos de todas las regiones policiales. Tras visionar su contenido, el secretario general del Sindicat de Policies de Catalunya (SPC) envió una carta al conseller en que le emplazaba a explicar qué acciones va a realizar ante una acción que, en opinión de José, supone "un ataque a la dignidad de la profesión policial" y "al reconocimiento de la autoridad policial como servicio público".  "Esa carroza no tiene nada que ver con el espíritu de Carnaval si no que es un simple insulto. Confiamos en que el Conseller demuestre que le importa la imagen del cuerpo". 

Fuentes de la Conselleria de Interior señalaron a este diario que el departamento “enmarca esa carroza en la actividad transgresora de Carnaval” y que “no piensa tomar ninguna medida al respecto”.