Ir a contenido

Estudio de las competencias de los estudiantes

La escuela española suma 10 años atascada en resultados mediocres

España se coloca una vez más por debajo de la media en todas las pruebas del informe PISA

Catalunya retrocede en ciencias y matemáticas aunque mejora bastante en comprensión lectora

MARÍA JESÚS IBÁÑEZ
BARCELONA

La escuela española lleva al menos una década anclada en el mismo lugar, inmersa en una especie de limbo, en el que ni avanza ni retrocede. Los resultados del informe PISA 2012, la radiografía que cada tres años hace pública la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre los sistemas educativos de 65 países, muestran que los estudiantes españoles de 15 años están prácticamente estancados en lecturamatemáticas y ciencias desde el 2003. En matemáticas incluso se ha retrocedido un punto en estos diez años. Y los siete puntos avanzados en lectura y los nueve en ciencias no suponen una mejora significativa. El resumen es que los alumnos españoles continúan por debajo de la media internacional en las tres materias evaluadas por el estudio.

Así las cosas, el informe PISA se convirtió -como era por otra parte de prever- en argumento para que el Ministerio de Educación arrimara ayer el agua a su molino y justificara la necesidad de su ley orgánica de mejora para la calidad educativa (LOMCE). «La asignatura pendiente en España es el cambio de modelo educativo, que es lo único que no se ha modificado en los últimos años», afirmó, rotunda, la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio. «Las reglas del juego ya no son las adecuadas», arguyó.

Lo que no dijo Gomendio es que el modelo que preconiza su reforma, que alimenta la segregación escolar, que separa a los estudiantes a partir de los 15 años y que centraliza el control sobre los contenidos y las evaluaciones en detrimento de la autonomía de los centros y los profesores, representa justo lo contrario de lo que han decidido hacer algunos países como Finlandia, que apuestan por la escuela inclusiva y la igualdad de oportunidades.

INVERTIR EN EQUIDAD / De hecho, ayer mismo, tras comprobar que también llevan unos años registrando un cierto estancamiento, la ministra de Educación finlandesa anunció nuevas medidas para mejorar (más si cabe) la equidad de su sistema educativo. Lo más grave, opinan expertos consultados por este diario, es que en unos años en que la inversión en educación en España creció un 35%, «no se haya conseguido avanzar». «Al ser un informe elaborado en mayo del 2012, en este último estudio todavía no se notan los efectos de los recortes que se empezaron a aplicar a partir de esa misma primavera», advirtió el sociólogo y analista Xavier Bonal.

PINCHAZO EN CIENCIAS / En Catalunya, donde la comprensión lectora sí ha experimentado un incremento significativo (hasta situarse 12 puntos por encima del promedio europeo), los alumnos que están a punto de terminar la secundaria obligatoria suspenden en matemáticas y, sobre todo, en ciencias. En la primera materia ha retrocedido tres puntos y en la segunda, cinco. En ambas se sitúa por debajo de la media de la OCDE.

Tan preocupantes son los resultados en competencias científicas que la 'consellera' de Ensenyament, Irene Rigau, se apresuró ayer a anunciar que a partir de enero hará llegar a los institutos catalanes unas orientaciones pedagógicas que les permitan detectar en qué áreas científicas fallan más sus alumnos, como ha hecho ya con las competencias lingüísticas, matemáticas y digitales.

Parte de este retroceso lo atribuyó la 'consellera' al elevado porcentaje de alumnos inmigrantes en Catalunya, que, a diferencia de otras comunidades -«como Castilla y León», dijo Rigau- ha pasado del 10% en el PISA 2009 al 14%. Los estudiantes que empezaron el colegio en otros países obtienen peores resultados en todas las competencias: en comprensión lectora 444 puntos (frente a los 511 de los alumnos autóctonos); 433 en matemáticas respecto a los 504 del resto, y 436 puntos en ciencias frente a los 502 de sus compañeros.

Pero la excusa de la inmigración no convence, en absoluto, a los expertos, que recuerdan que el impacto de esta variable fue mayor en el anterior estudio, el correspondiente al 2009, cuando aún llegaban niños extranjeros a las escuelas.