NUEVA EXCARCELACIÓN POR LA ANULACIÓN DE LA 'DOCTRINA PAROT'

El único condenado por el triple crimen de Alcàsser queda libre

Miguel Ricart habría permanecido hasta el 2023 en prisión sin la sentencia europea

El ministro del Interior anuncia medidas de vigilancia sobre el exrecluso

Miguel Ricart, con la cara cubierta, abandona la cárcel de Herrera de la Mancha, ayer.

Miguel Ricart, con la cara cubierta, abandona la cárcel de Herrera de la Mancha, ayer. / EFE / MARIANO CIEZA

Se lee en minutos

MANUEL VILASERÓ
MADRID

La abolición de la doctrina Parot sacó ayer de la cárcel a Miguel Ricart, coautor de la muerte y violación de Miriam, Toñi y Desirée, las tres niñas de Alcàsser. Uno de los asesinos que mayor rechazo social han levantado por la naturaleza de su crimen ha salido en libertad tras cumplir 21 de los de 170 años a los que fue condenado, 10 antes de la fecha prevista si se hubiera seguido aplicando la citada interpretación de ley. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró ayer que se han tomado medidas «legales» de vigilancia para que nadie pueda «temer por su seguridad».

Con un gorro calado hasta más abajo de las cejas y una braga que le tapaba hasta la nariz, Ricart consiguió abandonar la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) sin que las cámaras pudieran captar ni un solo detalle de su rostro. Salió a las 17.40 horas de la tarde. Fuera no le esperaba nadie: se marchó solo en un taxi cargado con un petate y una mochila con destino desconocido. Durante seis meses percibirá una pensión de exrecluso de 436 euros que podría alargarse hasta 12 meses más si no encuentra trabajo.

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia había dictado unas horas antes la excarcelación de Ricart casi por unanimidad al rechazar los recursos presentados por la Abogacía del Estado, la acusación popular de la Asociación Clara Campoamor y dos acusaciones particulares de padres de dos de las víctimas.

INDEMNIZACIÓN / Ricart tendría que haber salido de prisión en el 2011, pero un año antes se decidió aplicarle la doctrina Parot. El pasado mes, tras la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que decretó la excarcelación de la etarra Inés del Río, la Audiencia de Valencia abrió el proceso para deliberar sobre la posible excarcelación. La fiscalía se opuso desde el primer momento, pero los jueces, como en el resto de los presos afectados, han interpretado que la sentencia era extensible al caso de Ricart.

Te puede interesar

Su permanencia en prisión dos años más de la cuenta da derecho a  Ricart a reclamar al Estado una indemnización. Él fue el único condenado por el triple asesinato de las niñas de 14 y 15 años que desaparecieron en noviembre de 1992 y cuyos cuerpos fueron localizados en el paraje de La Romana el 27 de enero de 1993. El otro supuesto autor de este suceso, Antonio Anglés, huyó y figura en paradero desconocido desde entonces.

Ahora, el Gobierno, por boca del ministro Fernández Díaz, ha prometido vigilancia después de asegurar que es consciente de «la alarma social y el rechazo que estas situaciones están comportando».