Ir a contenido

INVESTIGACIÓN POR LA MUERTE DE UN DETENIDO

Un testigo explica a la jueza que los Mossos le exigieron videos de la brutal actuación policial de El Raval

Un vecino declara que los agentes limpiaron con agua el charco de sangre dejando con Benítez

J. G. ALBALAT / Barcelona

Un testigo ha confirmado hoy miércoles ante la jueza Eva Moltó que después de que los mossos inmovilizaran violentamente al empresario Juan Andrés Benítez en la calle Aurora del Raval el pasado 6 de octubre, tres agentes, dos de uniforme y el otro de paisano, llamaron la puerta de su casa y le preguntaron si había grabado la escena y que si era así que le entregaran la filmación. Este vecino, que también presenció la actuación policial, contestó a los mossos que él no había registrado nada y los agentes se fueron. Los investigadores del Cuerpo Nacional de Policía están intentado localizar a una mujer a la que la policía autonónica le requirió que eliminara cualquier grabación.

La magistrada que investiga la actuación policial y la posterior muerte de Benítez ha interrogadoa cuatro testigos que presenciaron la detención y a la mujer del marroquí que se había peleado momentos antes de la detención con el empresario y que está imputado. Unos de los vecinos del Raval que ha comparecido en el juzgado ha explicado que los Mossos limpiaron con agua el charco de sangre de unos 50 centímetros que dejó en el suelo Benítez.


El testigo explicó, en concreto, que a los pocos minutos de que la ambulancia se llevara al detenido, que fue inmovilizado en el suelo por ocho agentes, un mosso se acercó al lugar y limpió la mancha de sangre que había dejado vertiendo una botella grande de agua, borrando de esta manera una de las pruebas de lo que había sucedido. Y es que según el video grabado por una vecina y los testimonios de varias personas que presenciaron la detención, algunos de los policías que actuaron dieron patadas y puñetazos al empresario. Ayer mismo, otra persona volvió a relatar en el juzgado como varios mossos golpearon repetidamente a Benítez