CiU saca adelante en solitario la tramitación de BCN World

El Govern no convence a ERC del sí a la rebaja a la tasa del juego, que se abstiene junto al PSC y el PP

Se lee en minutos

CRISTINA BUESA / Barcelona

CiU se ha quedado sola este miércoles a la hora de apoyar la ley que ampara BCN World. El Govern únicamente ha logrado convencer de la abstención a su socio de gobierno, ERC, así como a PSC PP. En el pleno se debatían tres enmiendas a la totalidad sobre la modificación de la ley 2/89, que introduce cambios en las tasas del juego, así como otras modificaciones urbanísticas que permitirían la implantación del macrocomplejo de hotelestiendas de lujocasinoscentros de convencionesteatros restaurantes en los terrenos del Centre Recreatiu i Turístic (CRT), entre Vila-seca Salou (Tarragonès), junto a Port Aventura.

Las enmiendas que rechazaban de plano dicha modificación habían sido presentadas por ICV-EUiACiutadans y la CUP. De hecho, solo han logrado el apoyo de los 25 diputados de estas formaciones. Con acentos distintos, los tres grupos parlamentarios se han quejado de que los cambios en la normativa están hechos a medida de la promotora del complejo, Veremonte.

Un "pelotazo" en toda regla

La primera en intervenir tras la exposición inicial del 'conseller' d'Economia i ConeixementAndreu Mas-Colell, ha sido la representante ecosocialista. Hortènsia Grau ha lamentado que los cambios en el ámbito urbanístico le sonaban a "pelotazo en toda regla" y que se estaba realizando un "trato legislativo de favor" a BCN World. ICV-EUiA pone en duda que las cifras sobre puestos de trabajo que generará el negocio de la Costa Daurada sea real.

Igual que Grau, el portavoz parlamentario de la CUP, David Fernàndez, ha censurado que el proyecto de ley que ahora ha iniciado la tramitación en el Parlament prevea una rebaja de la tasa del juego a los casinos del 55% actual al 10%. Con una pegatina en la camiseta en la que se recordaba su oposición a la iniciativa, Fernàndez ha puesto de relieve que los casinos supondrán un riesgo para la población ludópata, que en Catalunya se cifra en un 3%.

Esperando las comparecencias

ERC ha justificado su abstención en la votación de las enmiendas porque, en palabras del diputado Pere Aragonès, aún deben valorar los pros y contras del proyecto. No obstante, ha avisado que los republicanos no avalarán una rebaja de la tributación al 10% y que "no está justificado por un aumento de ingresos por este concepto". ERC esperará a las comparecencias que se harán en comisión para aclarar algunos conceptos: "Pero huiremos de una posición maniquea: no diremos que sí a cualquier precio ni que no sin estudiarlo antes".

Las posiciones de PSC PP han sido igualmente de abstención. Sin embargo, el socialista Xavier Sabaté ha avisado a los impulsores de BCN World que en el caso de que un día regrese "una mayoría de izquierdas en el Parlament" revertirán las mejoras fiscales que eventualmente se aprobaran.

El argumento de los parados

Igual que había hecho en su argumentación inicial el 'conseller' Mas-Colell, el diputado por Tarragona de CiU Albert Batet ha puesto sobre la mesa la generación de puestos de trabajo, "con una tasa en la demarcación más alta de media que en el resto de Catalunya, con 68.000 parados". Batet ha instado a los contrarios al proyecto turístico a presentar alternativas.

Noticias relacionadas

En las próximas semanas se acordarán las comparecencias de expertos en comisión y se votará. Posteriormente se podrán presentar enmiendas al articulado de la ley por parte de todos los grupos (a mediados de noviembre) y, tras los dictámenes preceptivos, el debate y votación de la ley propiamente dicha se producirá la semana antes de Navidad.