28 nov 2020

Ir a contenido

EL CRIMEN DE SANTIAGO

La Guardia Civil cree que la madre de Asunta ya intentó matarla antes

Dos profesoras relatan dos episodios de la niña en clase mareada por fármacos

Los investigadores localizan pruebas determinantes en las viviendas de los padres

MAYKA NAVARRO / Santiago

Dos profesoras de Asunta Yong-Fang Basterra Porto, la niña de 12 años asesinada en Santiago, han acudido esta semana a la comisaría de policía para denunciar que como mínimo en dos ocasiones, una en junio y otra en septiembre, la niña llegó al instituto Rosalía de Castro mareada, con la boca pastosa y como si hubiera sido drogada. Asunta contó que se trataba de una medicación que le había dado su madre quien, a preguntas de las profesoras, aseguró que a la niña le había causado alergia un jarabe.

Una vecina también ha declarado haber visto a la niña "medio drogada". Unos testimonios que, a juicio de la Guardia Civil, pueden revelar que los padres de la niña, que hoy pasan a disposición judicial, intentaron asesinarla con anterioridad. Además, los investigadores han localizado pruebas determinantes en las viviendas de los padres.

>> Lea la información completa sobre la investigación del crimen de Santiago en e-Periódico