13 ago 2020

Ir a contenido

Competencia en el sector del azar

Salen a la venta los billetes de la Grossa de la Generalitat

La lotería de fin de año del Govern se puede comprar en más de 27.000 puntos

Los comerciantes pronostican un éxito popular que obligará a emitir más series

CRISTINA BUESA / Barcelona

La Grossa Cap d'Any salió ayer a la venta. El pistoletazo de salida de una de las operaciones de recaudación más novedosas puestas en marcha por el Gobierno catalán lo marcó, ayer, el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC), al publicar el reglamento en el que se detallan las características de la nueva lotería catalana, que se decidió crear este verano y cuyo primer sorteo se celebrará el 31 de diciembre, como avanzó en agosto este diario.

Los comerciantes, auténticos cómplices del nuevo sorteo, aplaudieron nuevamente la iniciativa. Los billetes con las bolas de colores y la bandera catalana ya están impresos. Solo faltaba la resolución de ayer en el DOGC, en cuyo último punto se explicita que la comercialización «se iniciará en la fecha en la que se publique esta resolución».

Los primeros puntos de venta que están recibiendo los boletos de la Grossa catalana son los 2.200 que ya están autorizados como distribuidores de los juegos de azar de la Generalitat, entre otros, bares, estancos y quioscos. En total, algo más de 27.000 tiendas despacharán números en toda Catalunya. El secretario general de la Confederació de Comerç de Catalunya, Miguel Ángel Fraile, calcula que la mitad de las ventas del nuevo sorteo, cuyos boletos cuestan cinco euros, se harán en los primeros 2.200 establecimientos. El resto, de manera muy capilar por todo el territorio, quedará en manos de tiendas de todo tipo: supermercados, mercados, ferias ambulantes, etcétera.

69,6% PARA PREMIOS / La Grossa distribuirá 100.000 números: irá del 00000 al 99.999. Habrá 30 series de cada número. En total, la Entitat Autònoma de Jocs i Apostes (EAJA), adscrita a la Conselleria d'Economia i Coneixement, pondrá a la venta papeletas por valor de 15 millones de euros.  El secretario general de la Confederació de Comerç está convencido de que la lotería catalana será un éxito popular y se agotará rápidamente, con lo que sobre la marcha se podría ampliar el número de series, algo que no descarta el departamento que dirige Andreu Mas-Colell.

En la misma resolución del

DOGC se explicita que el 69,60% del dinero recaudado se destinará a premios mientras que el 30% será destinado a financiar fines sociales, concretamente, programas de atención a la infancia. El primer premio será agraciado con 20.000 euros por euro jugado y habrá un segundo y un tercer premio. La resolución hecha pública ayer también revela los lugares donde los premiados podrán ir a cobrar sus décimos, que variarán en función del importe. Hasta 120 euros, los ganadores podrán reembolsarlo en los establecimientos comercializadores de la lotería catalana que, en el caso de desearlo, podrían desembolsar premios de hasta 750 euros. Donde sí se podrá ir a cobrar cualquier cuantía de este singular sorteo será en la sede de la EAJA de Barcelona, en la Via Laietana.

CAMPAÑA PUBLICITARIA / La Grossa Cap d'Any aspira a quedarse con una porción del pastel de Loterías y Apuestas del Estado, que en el año 2012 recaudó en Catalunya 600 millones de euros entre el Gordo de Navidad (que se celebra el 22 de diciembre) y el sorteo del Niño (el 6 de enero). De hecho, del éxito de este nuevo juego depende que se amplíe a nuevos sorteos en Sant Jordi, Sant Joan y la Diada. Como en el caso de las demás loterías, los agraciados por un premio deberán abonar el 20% en concepto de impuestos.

Una vez autorizada ayer la comercialización de la lotería catalana, la Generalitat prepara una potente campaña publicitaria para dar a conocer el nuevo sorteo. Además de anuncios en los medios de comunicación, se han diseñado unos carteles para los establecimientos que quieran identificarse como distribuidores de estos números. También se repartirán adhesivos con la misma voluntad divulgativa.

Lo que sí sigue siendo una incógnita es la puesta en escena del sorteo, si será un sorteo a través de una pantalla o habrá un bombo del que físicamente se extraigan las bolas como en el Gordo tradicional. Economia prepara una presentación para los próximos días en los que se concretarán este y otros detalles.