Ir a contenido

Las protestas

Los proanimales optan por llevar su queja al Congreso

El PACMA escribe a Rajoy y a Rubalcaba y adjunta 85.000 firmas contra el festejo

Dirigentes del PSOE abogan por «adaptar» el torneo para que el animal no sufra

EL PERIÓDICO
MADRID

Aunque decenas de personas, convocadas por Okupa Tordesillas, protestaran antes del inicio del festejo, el grueso de los detractores del Toro de la Vega ha cambiado de estrategia y han desplazado el foco abolicionista a la arena política, en concreto al Congreso. Representantes del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) registraron sendas cartas al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, acompañadas de las 85.000 firmas recogidas en la campaña Rompe una lanza.

INICIATIVA DE IZQUIERDA PLURAL  / Gobierno y PP evitaron pronunciarse, pero sí hubo reacciones en el PSOE. Su vicesecretaria general, Elena Valenciano, sostuvo que la fiesta «debe transformarse» para que pueda celebrarse «sin que sea necesario el brutal sufrimiento del toro». También la portavoz parlamentaria -y diputada vallisoletana-, Soraya Rodríguez, dijo que «las tradiciones deben adaptarse al siglo XXI para evitar sufrimientos inútiles a los animales». El responsable de Medio Ambiente del partido, Hugo Morán, interpeló directamente a los socialistas de Tordesillas (que gobiernan en el municipio) por su «lacerante error».

Quien ha pasado de las palabras a los hechos es Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), que ha presentado una proposición no de ley que insta al Gobierno a evitar situaciones de maltrato animal como el Toro de la Vega, esa «tortura lenta, vociferante y tumultuosa, una sádica diversión que no puede ampararse bajo la excusa de la tradición», según la diputada Laia Ortiz.

0 Comentarios
cargando