La quinta granizada del año en Lleida daña 4.000 hectáreas

El director general de Agricultura, Miquel Molins, se ha reunido con alcaldes de municipios afectados y representantes del sector

2
Se lee en minutos

 La provincia deLleidasufrió en la tarde de ayer la quintagranizada en lo que va de año con una tormenta que dañó unas4.000 hectáreasdecultivos, principalmente de la comarca de Les Garrigues.

Según ha informado hoy el Departament d'Agricultura, el director general de Agricultura i Ramaderia,Miquel Molins, se ha reunido hoy con alcaldes de municipios de Les Garrigues y con representantes del sector para hacer una primera valoración de los daños producidos por la granizada.

La tormenta de ayer, que iba acompañada de mucha agua, empezó por la zona de L'Albi y Vinaixa y se fue desplazando hacia el norte para acabar afectando con intensidad a los municipios de Arbeca y Puiggròs. También afectó, en parte, a los municipios de les Borges Blanques, Juneda, Fulleda y la Espluga Calba.

Más grande que una moneda

La piedra que cayó tenía una medida más grande que una moneda de euro, en la mayoría de zonas mezclada con agua, pero en los momentos de más intensidad cayó seca con una duración de 15 minutos en algunos puntos.

Se estima que la afectación total será de unas 3.900 hectáreas y que los municipios más afectados han sido Arbeca y Puiggròs, zona en la que se han visto afectadas unas 900 hectáreas de olivo, haciendo caer un 30-40% del fruto al suelo.

En estos municipios también se han visto afectadas 16 hectáreas de viña en un 30%, 600 hectáreas de maíz entre un 10-15%, 389 hectáreas de fruta dulce en más del 30% y unas 1.000 hectáreas de frutos secos en un 10-15%.

Los precedentes

En el caso de la fruta dulce la afectación es importante, puesto que a los efectos de la granizada de ayer hay que sumar los del 18 de junio, con lo cual en algunos lugares puede productores la afectación puede superar el 80% de la previsión de cosecha.

Noticias relacionadas

En otras poblaciones como por ejemplo Les Borges Blanques, Juneda, Fulleda, la Espluga Calba, el Albi y Vinaixa se han visto afectadas sus producciones hasta un 10% en las zonas en qué cayó la piedra. En lo llevamos de año la demarcación de Lleida ha registrado cinco granizadas. La primera se produjo el 8 de junio, afectó a las comarcas del Segrià, las Garrigues y el Pla d'Urgell y dañó un total de 2.170,9 hectáreas de fruta.

La segunda, la más dañina hasta el momento, fue la del pasado 18 de junio, afectó a cinco comarcas leridanas y más de 40 municipios y dañó un área total de 41.766 hectáreas de cultivo. La tercera tuvo lugar el 10 de julio, afectó principalmente a las comarcas de la Noguera, el Urgell y el Pla d'Urgelln y dañó más de 6.000 hectáreas de cultivos, y la última cayó l sábado pasado, 13 de julio, y dañó unas 2.500 hectáreas de cultivos en el Segrià.