02 dic 2020

Ir a contenido

Sale de prisión el 'segundo violador del Eixample'

Martínez Singul ha sido trasladado a un centro sanitario de Barcelona especializado en el tratamiento de adicciones

M. NAVARRO / J. G. ALBALAT / MADRID / BARCELONA

Martínez Singul, ante el tribunal por la agresión sexual a una niña de 12 años.

Martínez Singul, ante el tribunal por la agresión sexual a una niña de 12 años. / RICARD CUGAT

Alejandro Martínez Singulviolador en serie y reincidente, ha abandonado esta madrugada la prisión de Brians 2, en la que ha permanecido encarcelado los últimos cuatro años y tres meses, tras intentar agredir sexualmente a una niña de 12 años, cuando llevaba un año en libertad, tras una anterior condena.

El conocido como 'violador del Eixample'  ha sido trasladado por un coche de los Mossos d'Esquadra a un centro sociosanitario de la Administración y ubicado en la provincia de Barcelona, especializado en el tratamiento de adicciones.

Su ingreso al centro, gestionado por los responsables de Instituciones Penitenciarias, ha sido voluntario, como ha sido voluntario también su voluntad de abandonarlo solo acompañado por un educador. Ese internamiento facilita la labor de la policía autonómica, que tiene el mandato de la fiscalía de vigilar de una manera no invasiva los movimientos de Singul en libertad.

Tratamiento psicosocial

Fuentes judiciales han explicado que durante el cumplimiento de esta última condena Martínez Singul no ha disfrutado de ningún permiso carcelario para evitar que se fugase o reincidiera y ha seguido un tratamiento psicosocial "intensivo" e individual para intentar evitar la comisión de nuevos delitos sexuales.

Además, los responsables penitenciarios le recomendaron acogerse al "programa de tratamiento farmacológico como coadyuvante al delito de agresión sexual", la conocida como 'castración química'. El violador aceptó la propuesta y, según las mismas fuentes, desde hace meses toma fármacos que inhiben sus deseos sexuales, además de seguir terapia psicológica para intentar controlar su conducta, impulsos y fantasías sexuales.

Control no invasivo

No obstante, los expertos no consideran que el preso esté rehabilitado y temen que la salida de prisión de este violador reincidente cause un revuelo social que le impacte negativamente y tenga "riesgo de desestabilización", según fuentes judiciales.

Por este motivo, los responsables penitenciarios han fomentado el sigilo y la discreción de la salida de prisión del violador para evitar que esta se convierta en un espectáculo mediático.

El 'conseller' de Interior, Ramon Espadaler, explicó ayer que los Mossos d'Esquadra han recibido una instrucción de la Fiscalía y que llevarán a cabo el seguimiento y un "control no invasivo" de Alejandro Martínez Singul desde hoy mismo.