La política policial catalana 888

Los Mossos son la única policía que no valora los idiomas

Policía Nacional, Guardia Civil, Urbana y Ertzaintza sí los consideran un mérito

Saber lenguas foráneas no puntúa ni para ascensos ni para la elección de destino

Se lee en minutos
ANTONIO BAQUERO
BARCELONA

Los Mossos d'Esquadra son actualmente la única policía que en España no reconoce el conocimiento de lenguas extranjeras como mérito puntuable para los ascensos o los concursos para la obtención de plazas. A pesar a ser la policía de referencia en Catalunya, un territorio con un gran peso del sector turístico, y pese a haber destacado en el combate contra redes internacionales de crimen organizado, a los mossos a nivel interno no les sirve de nada poder acreditar de forma oficial que tienen una titulación en idiomas. Hoy por hoy, las dos únicas lenguas por las que se obtiene una puntuación son el catalán (se valora especialmente el nivel B) y el aranés.

La política lingüística de los Mossos contrasta con la del resto de las policías de España. Así, por ejemplo, la Guardia Urbana barcelonesa sí premia con hasta dos puntos los idiomas extranjeros para optar a todos los ascensos. Lo mismo ocurre en la Guardia Civil, donde el conocimiento de idiomas, que ha de acreditarse ante un tribunal militar, también suma puntos para todos los ascensos y es además un requisito imprescindible para determinados destinos internacionales.

REQUISITO PARA LA ESCALA EJECUTIVA / En el caso del Cuerpo Nacional de Policía, la acreditación del conocimiento de idiomas extranjeros no solo suma puntos cara a la promoción interna, sino que tener un nivel intermedio de inglés o francés es requisito indispensable para todos aquellos que quieran acceder a la escala ejecutiva, es decir, de inspector hacia arriba. También la Ertzaintza, el otro cuerpo autonómico como los Mossos, concede una puntuación por el conocimiento de lenguas

foráneas.

Esta situación queda patente en la resolución del pasado 22 de febrero en que la Conselleria d'Interior establece las bases para el concurso general -por el que, a partir de los puntos que acredita el mosso solicitante, puede lograr cambiar de destino-, así como en las últimas convocatorias de ascensos a cabo, sargento, subinspector, inspector e intendente. En esas resoluciones se establece, por ejemplo, que el nivel superior de catalán, conocido como nivel D, se valora con uno o dos puntos, dependiendo de la convocatoria. La única otra lengua cuyo conocimiento se premia es el aranés, que inaugura el apartado de otros méritos. Bajo el epígrafe de «conocimientos de lengua aranesa», en el último concurso de plazas de este año, se señala que «los certificados acreditativos de conocimientos de lengua aranesa expedidos por el Conselh Generau d'Aran o equivalentes se valoran con hasta 1,5 puntos como máximo». En las pruebas de ascenso se les concede 0,5 puntos.

En todas esas bases, en ningún momento se consideran como un mérito puntuable las lenguas extranjeras, algo sorprendente teniendo en cuenta que, solo en Barcelona en el 2012, los Mossos atendieron 27.000 denuncias de extranjeros.

FUTURAS CONVOCATORIAS / Fuentes oficiales de los Mossos d'Esquadra reconocieron a este diario que actualmente el conocimiento de idiomas no se recompensa con puntos, aunque aseguraron que se está estudiando el modo de que en futuros concursos de plazas sí puntúen los títulos oficiales de algunas lenguas, especialmente el inglés y el francés. Además, destacaron que, aunque no se incluya entre los méritos, en el cuerpo sí se trabaja el aprendizaje de idiomas en algunas especialidades. Los sindicatos policiales llevan años reclamando que Interior reconozca como mérito el dominio, acreditado mediante títulos de centros como la Escuela Oficial de Idiomas, de una lengua extranjera. Pero han pasado ya los consellers Joan Saura y Felip Puig y el asunto no se ha

solucionado.

Noticias relacionadas

El Sindicat de Policies de Catalunya (SPC) lleva desde el 2009 batallando por el reconocimiento de las lenguas. En una carta de octubre del 2011, su secretario general, David José, lamentó que «en la fase de concursos no se valora el conocimiento acreditado de idiomas, pese a que algunos agentes traen este bagaje personal adquirido de fuera del cuerpo para dar un servicio público como el que se espera de una policía moderna». Este responsable sindical justificó la importancia de valorar los idiomas, pues «cada vez es más frecuente que los Mossos tengan que dar servicio a personas que utilizan lenguas distintas del catalán o el castellano, especialmente en aquellas zonas de influencia turística o con un alto porcentaje de inmigración».

Ante esas peticiones, Interior se defendió asegurando que la ley (del 2006) que regula la provisión de plazas en los Mossos solo valora los cursos de formación y perfeccionamiento directamente relacionados con la función a realizar en la plaza que se persigue obtener. «Actualmente, entendemos que no hay puestos de trabajo identificados cuyas funciones permitan valorar como mérito los cursos de lenguas extranjeras», se respondió desde la conselleria.