Los Mossos investigan la agresión de un paquistaní a un guardia urbano en Ciutat Vella

El agente iba a identificar al agresor y este le atacó al grito de 'te voy a matar, por Alá'

Fuentes policiales insisten en desvincular el ataque de motivaciones islamistas

1
Se lee en minutos
ANTONIO BAQUERO / Barcelona

Los Mossos d¿Esquadra investigan la agresión a un guardia urbano que esta tarde, alrededor de las ocho, ha protagonizado un individuo paquistaní en la calle Llibretería al grito de "te voy a matar, por Alá". Aunque en un primer momento se temió que pudiera tratarse de un ataque islamista, del estilo de los que han ocurrido en las últimas semanas en Londres y París, las pesquisas apuntan a una agresión tras la que no hay motivaciones políticas.

Fuentes cercanas al caso han explicado a este diario que el agente agredido es un guardaespaldas de Alberto Fernández Díaz que, al pasar por la calle Llibreteria, ha visto un tumulto en el interior de un bar. Al entrar para intervenir, ha pedido la documentación al individuo que estaba provocando el altercado, un ciudadano paquistaní con numerosos antecedentes por actos delictivos en Ciutat Vella.

En ese momento, el paquistaní se ha lanzado sobre el agente, que ha resultado herido leve en la cabeza. El hecho de que al lanzar el ataque invocara a Alá ha generado alarma por la sospecha de que pudiera tratarse de una acción islamista.

Agresión con una barra de hierro

Noticias relacionadas

De hecho, aunque la primera versión difundida ha sido que el agente había resultado herido con arma blanca, finalmente se ha podido determinar que el paquistanía ha golpeado al policía con una barra de hierro. Pese a la agresión, el agente ha logrado reducir al paquistaní. En el cacheo posterior a su detención, le ha sido intervenida una navaja.

El incidente ha corrido como la pólvora entre los agentes de la Guardia Urbana y de los Mossos, que han temido que se tratara de una agresión terrorista de un 'lobo solitario'. Aunque han insistido en desvincularla de ese tipo de ataques, fuentes policiales han señalado a este diario que el caso va ser transferido a la unidad de información de los Mossos, especializada en la lucha antiterrorista.