ALERTA POR LA SUPERPOBLACIÓN DE UNA ESPECIE EN EL MEDITERRÁNEO

La FAO insta a comer medusas para frenar su proliferación

Destaca que también pueden ser una fuente de medicamentos

Tanque de investigación con medusas en el Instituto de Ciencias del Mar del CSIC, en Barcelona.

Tanque de investigación con medusas en el Instituto de Ciencias del Mar del CSIC, en Barcelona. / DANNY CAMINAL

1
Se lee en minutos
ROSSEND DOMÈNECH
ROMA

Comed medusas y utilizadlas también para desarrollar medicamentos contra el envejecimiento humano. Es el consejo que dio ayer la FAO, la agencia para la agricultura y alimentación de la ONU, para frenar la gran proliferación de estos celentéreos en el mar Mediterráneo.

En un informe de la Comisión General de Pesca para el Mediterráneo, la FAO invita a «desarrollar productos a base de medusas para la alimentación y la medicina», subrayando que ya constituyen fuente de alimentación en algunos países. El informe añade que en el ámbito médico el descubrimiento de lamedusa inmortal(Turritopsis nutricula), «capaz de revertir su proceso de envejecimiento, encierra la promesa del desarrollo de productos de rejuvenecimiento de gran alcance para los seres humanos».

Noticias relacionadas

FALTAN DEPREDADORES / El informe alerta de que entre las causas primeras de la proliferación de las medusas se encuentra «la sobrepesca, que elimina los principales depredadores marinos», como los atunes y las tortugas. A su vez, el consiguiente aumento de las medusas dispara otro «círculo vicioso» por el que «un gran número de medusas se alimentan de larvas de peces y juveniles, lo que reduce aún más la capacidad de recuperación de las poblaciones de peces ya afectadas por la pesca excesiva». En este marco, las medusas «podrían ser la gota que colma el vaso», principalmente en mares como el Mediterráneo y el Negro, al que llegaron casualmente, traídas del Atlántico.

La FAO sugiere establecer sistemas de alerta temprana, con barreras de protección para las granjas acuícolas, así como reducir la sobrepesca. Además, indica que la presencia de medusas debería ser tenida en cuenta cuando se establezcan límites para la pesca sostenible. Añade que el estudio de las medusas debería ser incorporado en los programas de investigación porque de otro modo se puede pasar de «un océano de peces a otro de medusas». «En el pasado, el sistema podía hacer frente a episodios de abundancia, pero desde la proliferación de principios de los 80, con laPelagia noctiluca,la situación cambió y aún no se ha vuelto a la normalidad de los años previos», constata el informe.