20 oct 2020

Ir a contenido

Separarse o divorciarse será más barato en los tribunales

El Consejo de Ministros aprobará mañana que la tasa a pagar sea mucho menor

PATRICIA MARTÍN / Madrid

El Consejo de Ministros aprobará mañana un decreto ley que enmienda el 'tasazo' de Alberto Ruiz-Gallardón. Cuando la corrección sea publicada en el Boletín Oficial del Estado, quizá el próximo sábado o lunes, separarse o divorciarse en los tribunales será bastante más barato. El ministro ha accedido a que en los procesos de mutuo acuerdo los litigantes dejen de pagar las tasas judiciales (que asciende a 150 en primera instancia), mientras que en las demandas sin acuerdo, el tributo a abonar será de 168 euros, una tasa muy inferior a la que se paga en la actualidad si el juzgado donde se presenta el proceso decide computar en el cobro los bienes de los demandantes.

Y es que uno de los problemas de la polémica ley de tasas, que lleva un par de meses en funcionamiento, era las divergencias a pagar entre unos y otros juzgados, como denunció El Periódico recientemente. Ante estos problemas y las críticas de todos los operadores judiciales y la oposición en pleno, recabadas en un informe de la Defensora del Pueblo en el que se pedía a Justicia que moderase o suprimiese algunas tasas, Gallardón se ha visto forzado a dar marcha atrás y rebajar el tributo en varios supuestos.

Reducción del 60% para los funcionarios despedidos

Entre ellos, en el caso de que un funcionario recurra su despido. Los trabajadores del régimen común gozan de un 60% de la exención de la tasa, mientras que los funcionarios habían sido excluidos de este privilegio. Con el real decreto que se apruebe mañana, támbién tendrán derecho a la rebaja.

Asimismo, se rebajará a las pesonas físicas un 80% la tasa variable del impuesto, la que depende del valor del litigio y que si es muy alto, encarece mucho las tasas. La parte fija, que oscila entre los 100 y los 1.200 euros, no cambiará, con lo que, pese a la correción gubernamental, el tributo a pagar por acceder a los tribunales seguirá siendo muy alto.

Además se introducirá un límite de 2.000 euros de tasa variable en los órdenes jurisdiccionales civil, contencioso-administrativo y social (en este último caso en apelación y casación) en cada una de las instancias. El orden penal está exento del pago desde el principio.

Exenciones para multas y desahucios

Gallardón también eximirá del pago a los desahuciados que hayan perdido el pleito contra su banco y el juzgado les condene en costas. Y, para los contenciosos relativos a multas y otras sanciones administrativas, se pagará como máximo un 50% de la cuantía de la pena en la primera instancia.

El Consejo de Ministros también acelerará mañana que las víctimas de la violencia machista, del terrorismo, de la trata de seres humanos, de accidentes de tráfico o menores o discapacitados víctimas de abuso o maltrato y al resto de beneficiarios de la nueva ley de asistencia jurídica gratuita no paguen el polémico tributo.