21 sep 2020

Ir a contenido

Los vecinos de la anciana amenazada de desahucio en A Coruña montan guardia ante un posible desalojo

El defensor del pueblo gallego busca soluciones para Aurelia Rey, de 85 años, que se había retrasado dos meses en el alquiler

Unos doscientos vecinos hacen guardia ante el céntrico inmueble donde vive la anciana que este lunes fue objeto de dos intentos de desahucio que fueron frustrados por la presión social. La mujer, de 85 años y poseedora de un alquiler de renta antigua, se había retrasado dos meses en el alquiler.

Ocho miembros de "Stop desahucios" han pasado la noche en el portal del edificio mientas otros dos lo hicieron en la propia vivienda, acompañando a Aurelia Rey, de 85 años, informaron fuentes de la asociación.

Aunque la policía también mantuvo una discreta vigilancia en esas horas, por la mañana no hay presencia policial en el lugar, donde se han concentrado varios cientos de ciudadanos para tratar de impedir un nuevo intento de que la mujer abandone su vivienda.

La plataforma Stop Desahucios mantiene la guardia pese a que una comunicación oficial les informó de que este martes no está previsto el desalojo.

Aurelia Rey reside en el noveno piso -sin ascensor- del número 9 de la calle Padre Feijóo, en el centro de A Coruña, y paga 126 euros mensuales -con unos ingresos de 356 euros-. En 1999 pagó con retraso una de las mensualidades, una situación que volvió a repetirse en marzo de 2011, lo que motivó la apertura de un proceso judicial de desahucio por impago.

Interviene el Valedor do Pobo

El Valedor do Pobo (defensor del pueblo gallego) busca encontrar una solución para Aurelia Rey, que se niega a ir a una residencia y defiende su derecho a seguir viviendo sola.

El Valedor do Pobo ha trasladado a STOP Desahucios de La Coruña que es posible que "en las próximas horas haya buenas noticias", lo que la plataforma interpretó como que se le ofrecería a la anciana una vivienda social facilitada por los Servicios Sociales del Ayuntamiento coruñés.

El propietario quiere echarla

No obstante, esta solución aún no está cerrada, y en las próximas horas, por ejemplo, se producirán nuevos contactos para intentar articular una salida para Aurelia Rey, como una reunión con el Instituto Gallego de la Vivienda y Suelo, según ha informado su abogado, Antonio Vázquez.

La anciana, que este lunes expresó su agradecimiento por el apoyo que está recibiendo, atribuye la actitud de los propietarios a intentos desde 1999 para echarla de la vivienda que ocupa desde hace años, situada en el centro de la ciudad y por la que paga 126 euros con una pensión de 356 euros.