Disparos junto a Ester Quintana

Un vídeo desvela que hubo dos detonaciones en la zona donde Quintana recibió el impacto que le reventó un ojo

En una toma inmediatamente posterior aparece la mujer ya mutilada

Mutilada 8 Esther Quintana, fotografiada el 4 de febrero durante una entrevista con EL PERIÓDICO.

Mutilada 8 Esther Quintana, fotografiada el 4 de febrero durante una entrevista con EL PERIÓDICO. / FERRAN NADEU

3
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT / ANTONIO BAQUERO / Barcelona

Primer vídeo: dos detonaciones y personas corriendopaseo de Gràcia abajo, entre la Gran Via y Casp.Segundo vídeo: gritos. «¡Por favor, por favor, por favor!» . Unos segundos después, aparece enla imagen Ester Quintana, la mujer que perdió un ojo en la manifestación de la huelga general del 14-NEster Quintanaperdió un ojo , calle abajo abrazada por una persona que parece consolarla. La gente se la queda mirando. Se la ve de espaldas, pero queda claro que ya va herida. Entre el primer y el segundo vídeo solo transcurrieron 15 segundos, a lo más, 30.

Así lo explicó el sábado a este diarioSílvia Maria Balcells, reportera de la televisión por internetGràciamon TV, del distrito barcelonés de Gràcia. Ella grabó las escenas yha sido citada a declarar el lunes por el juez que investiga el sucesocitada a declarar . El magistrado considera que las dos grabaciones, a las que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, pueden ser fundamentales para esclarecer el suceso ocurrido esa noche y averiguar si la mujer herida recibió, como ella denuncia, el impacto de un proyectil antidisturbios disparado por los Mossos.

Balcells regresaba a casa después de una larga jornada cubriendo en las calles de Barcelona la información de la huelga general del 14 de noviembre pasado. Empezaba a ascender por el paseo de Gràcia cuando se topó con más altercados. Encendió su cámara casi de forma instantánea. A la altura de Casp, empezó a grabar. En los 18 segundos del primer vídeo se oyen de forma clarados detonaciones, dos disparos. «El ruido procedía de la confluencia del paseo de Gràcia con la Gran Via» , cuenta la reportera. En esa zona había tresfurgonetas antidisturbios de los Mossos. «Al oír los disparos, fui paseo de Gràcia arriba para ver qué pasaba» , agrega. Había apagado la cámara, pero a los pocos segundos (15 o, como mucho, 30, según ella misma), la puso de nuevo en marcha al oír gritos.

«¡Por favor, por favor»!

En este segundo vídeo se oye a una mujer gritar: «¡Por favor, por favor, por favor!» Ululan las sirenas. La imagen está movida, es borrosa. Poco a poco se vuelve nítida. En el plano aparece Quintana, de espaldas. Camina abrazada por una persona que parece consolarla. Bajan por el paseo de Gràcia hacia Casp. La gente le mira a la cara. Una joven que va detrás de ella se lleva la mano a la boca en un gesto que expresa estupor u horror. Parece evidente queEster Quintana ya lleva elojo reventado. El objetivo enfoca entonces hacia Gran Via, intentando localizar el origen de las detonaciones.

Noticias relacionadas

Los dos vídeos fueron aportados al juez por la Unidad de Asuntos Internos de los Mossos. El magistrado ha citado a la periodista por la «relevancia» que las imágenes tienen en la investigación del caso. En el primer vídeo se escuchan, sin lugar a duda, las detonaciones. Ahora falta saber qué las produjo:disparos de pelotas de goma por parte de los agentes o simplementedisparos de salvas. Los expertos son los que deberán dilucidar este aspecto.

El pasado 29 de enero, tres testigos declararon ante el juez que vieron a agentes de los Mossos armados con escopetas y fusiles y oyeron detonaciones en la zona y en el momento en que Quintana fue herida. Dos de ellos detallaron también que, al poco tiempo, vieron a la mujer, que se había girado hacia los agentes, gritaba de dolor por el impacto recibido en el ojo. Ella asegura que fue alcanzada fue por un proyectil disparado por los Mossos. Sin embargo, la policía de la Generalitat sostiene que allíno lanzó pelotas de goma y que los proyectiles viscolásticos, que sí disparó, no pueden causar esa herida.