El optimismo ayuda pero no cura el cáncer

Miriam Argilés cuenta su experiencia en la lucha contra la enfermedad

Miriam Argilés y su hijo Adrià.

Miriam Argilés y su hijo Adrià. / EMILIO PÉREZ DE ROZAS

1
Se lee en minutos
EMILIO PÉREZ DE ROZAS / Barcelona

Una carta de ánimo aTito Vilanova publicada en laweb de EL PERIÓDICO por una lectora que concluía con el párrafo "....se puede vencer alcáncer conoptimismo, alegría y mucha fuerza de voluntad" ha llevado aMiriam Argilés, una profesora del Institut Vil.la Romana de La Garriga que ha vivido muy de cerca la dureza del cáncer, a llamar al diario, harta demensajes buenistas, para explicar que el optimismo ayuda, pero no cura la enfermedad.

Noticias relacionadas

El hijo de Argilés, Adrià, superó un tumor cerebral de niño y hoy es uno de los mejores 'freeriders' españoles. Su marido murió joven de una esclerosis lateral amiotrófica. Ella tiene el mismo cáncer que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y aunque lleva dos años luchando su médico ya le advirtió: "Señora, su cáncer no se cura".

>> Lea la información completa sobreel testimonio de Miriam Argilés contra el cáncer en e-Periódico