Ir a contenido

INVESTIGACIÓN EN EL PLANETA ROJO

Un nuevo robot de la NASA se posará en Marte en el 2020

El vehículo explorador aprovechará los sistemas creados para el Curiosity, lo que abaratará el precio

Otras dos misiones norteamericanas, Maven e Insight, y los dos todoterrenos europeos ExoMars serán los próximos lanzamientos

A. M. / Barcelona

El éxito de la misión Curiosity, el robot llegado a Marte el pasado agosto, ha animado a la NASA a anunciar una nueva misión al planeta rojo que aprovecharía buena parte de los sistemas desarrollados para la nave actual. La misión despegaría en el año 2020, según ha anunciado en un comunicado la agencia espacial de Estados Unidos.

La similitud en el diseño del Curiosity en aspectos como el lanzamiento y el aterrizaje, así como la utilización de piezas sobrantes de la anterior misión, permitirían un ahorro significativo. Durante la reunión anual de la Unión Geofísica Americana, los expertos de la NASA han señalado que el coste podría rondar los 1.500 millones de dólares, frente a los 2.500 millones que costó el Curiosity.

John Grunsfeld, portavoz de la NASA,  ha asegurado, no obstante, que la misión del 2020, que todavía no tiene ni nombre, será "totalmente nueva". Uno de los objetivos será ayudar a la NASA a planificar una futura misión que sea capaz de volver a la Tierra con muestras recogidas en Marte. También ha avanzado Grunsfeld que el nuevo vehículo tendrá un destino más definido que su predecesor y, concretamente, se escogerá el lugar de aterrizaje por su idoneidad para buscar signos de vida.

Pese a las restricciones presupuestarias, Marte recibirá antes del 2020 una batería de misiones que incluirán Maven, un orbitador que será lanzado en el 2014, e Insight, un módulo de descenso, pero fijo, que se posará sobre el planeta en el 2016. Por su parte, la Agencia Espacial Europea (ESA) prepara dos robots móviles para los años 2016 y 2018 dentro del programa ExoMars.

Además, ya se encuentran en funcionamiento otros tres orbitadores (los estadounidense Mars Reconnaissance Orbiter y Mars Odyssey y el europeo Mars Express) y dos pequeños rovers, aunque con sus prestaciones casi totalmente mermadas (Opportunity y Spirit).

Los detalles precisos de la nueva misión, sin embargo, permanecen todavía en el aire. "Mientras que el 2020 puede parecer un largo camino por recorrer, no es verdad", ha señalado Grunsfeld, quien ha recordado que el Curiosity estuvo 10 diez años en construcción. La misión del 2020 surgió después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, redujera los presupuestos destinados a la exploración de Marte de la NASA. "De modo que seremos capaces de llevar este proyecto a cabo bajo el escenario del presupuesto actual", ha añadido.

0 Comentarios
cargando