13 jul 2020

Ir a contenido

El Gobierno de Madrid podrá perdonar faltas muy graves a Eurovegas

El macrocomplejo de ocio de Sheldon Adelson apenas pagará impuestos regionales, según 'El País'

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por Ignacio González, del PP, ha modificado la ley autonómica 6/2001 que regula el juego para beneficiar al complejo de ocio Eurovegas que impulsa el magnate Sheldon Adelson. Según publica este lunes El País, El Ejecutivo autonómico se reserva el derecho a no aplicar sanciones a Eurovegas en el caso que cometa faltas muy graves. 

"Hasta ahora, si un casino cometía una falta muy grave, por ejemplo, no pagar al jugador que acaba de ganar a la ruleta o coaccionarlo para abandonar la sala cuando la suerte está de su lado, o colocar una ruleta no reglamentaria, se arriesgaba a recibir una multa de hasta 600.000 euros por parte de la Comunidad de Madrid, que además podía cerrar el local hasta cinco años o incluso para siempre. Esa norma no se aplicará a Eurovegas con el cambio legislativo", cuenta 'El País'.

Pocos impuestos

No es el único beneficio que recibirá Adelson. El Gobierno autonómico ya anunció que tejería un traje legal y fiscal a medida para Adelson, que apenas pagará impuestos autonómicos, y el Gobierno central, apunta el rotativo, ha cursado una modificación legislativa para permitir que los ayuntamientos perdonen sus principales impuestos. A estas bonificaciones, de hasta el 95% en el Impuesto de Bienes Inmuebles y en el de Actividades Económicas, se suma otra similar que ya es posible en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras. Además, la Comunidad ha aprobado una más, también del 95%, para el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

El Ejecutivo madrileño también ha modificado el Real Decreto Ley 16/1977, que regula los aspectos fiscales de los juegos de azar, para relajar al máximo la tasa que tienen que pagar los casinos. Además, el complejo tendrá una bonificación del 9% de las inversiones en edificios o material; y una bonificación anual de 9.000 euros por cada trabajador que integre la plantilla.