Ir a contenido

Crimen en Platja d¿Aro

El jefe de la patronal de Girona muere en un asalto a su casa

Su esposa también estaba inmovilizada y no pudo hacer nada para salvarle la vida

Jordi Comas murió de un paro cardiaco mientras estaba amordazado y atado

FERRAN COSCULLUELA
CASTELL-PLATJA D'ARO

Las comarcas de Girona amanecieron ayer consternadas por la muerte violenta del presidente de la patronal gerundense FOEG, Jordi Comas, durante un asalto a su domicilio de Platja d'Aro (Baix Empordà) en la medianoche del domingo. El hotelero, de 67 años, falleció después de que los ladrones le ataran y le amordazaran para poder registrar la casa. Los robos a viviendas han subido el 7% en Catalunya en lo que va de año, según el Ministerio del Interior. Comas era propietario de tres hoteles y un restaurante y pertenecía a la cúpula directiva de varias organizaciones empresariales, por lo que era una persona muy conocida.

El hotelero murió poco después de que los ladrones le colocaran un objeto o prenda en la boca para que no gritase. Aunque fuentes policiales señalaron que será la autopsia la que determine si falleció por asfixia o a causa de un ataque de corazón, el conseller de Interior, Felip Puig, afirmó que Comas sufrió un paro cardiaco. Su mujer, Carme Hospital, también fue atada y amordazada y vio cómo su marido moría a su lado sin poder hacer nada.

ROBO DE JOYAS / Fuentes de la familia confirmaron ayer que, tras la huida de los asaltantes, que se llevaron algunas joyas, la esposa de Comas tardó un buen rato en poder liberarse de las ligaduras y avisar a la policía, por lo que los equipos de emergencia no pudieron hacer nada para salvar la vida del empresario. En el domicilio de los Comas había una tercera persona que, al parecer, no se enteró de lo sucedido porque estaba en otro piso de la vivienda. Se trata de un jardinero de avanzada edad que trabajó para la familia y que ha sido acogido por esta.

El abogado Jordi Díaz Comas, sobrino de la víctima y que actuó como portavoz de la familia, confirmó que Comas y su esposa sufrieron otro intento de robo en su casa hace tres semanas. «En aquella ocasión, como mis tíos no estaban, tenían la alarma conectada y se activó cuando los ladrones intentaron entrar, por lo que finalmente huyeron. Esta vez, sin embargo, mis tíos estaban en casa y tenían la alarma desconectada», explicó. Díaz afirmó que la familia sospecha que ambas acciones son obra de los mismos asaltantes, y que su tío tenía previsto reforzar la seguridad en los próximos días.

El abogado confirmó que, a pesar del impacto psicológico que había sufrido, la esposa de Comas está en buen estado de salud. «Lo suyo ha sido una emoción muy bestia y los ladrones han sido muy crueles porque lo han matado delante de ella», afirmó. El portavoz familiar no quiso entrar en más detalles sobre los hechos ni confirmar si sus tíos fueron golpeados porque el caso se halla bajo secreto de sumario. No obstante, reconoció que el trato que recibieron no fue bueno.

Ayer por la mañana, horas después de la muerte de su marido, Hospital atendió a los familiares, vecinos y amigos que acudieron al restaurante Aradi a darle el pésame. «Es una mujer muy valiente y entera, y lleva todo el día al pie del cañón recibiendo a personalidades de toda Girona, acompañada de los psicólogos de los Mossos», explicaron unas amigas de la familia que habían podido hablar con ella en el restaurante.

MÁS VIGILANCIA / Comas vivía en un chalet situado en primera línea de mar de Platja d'Aro, cuya entrada principal está ubicada en la calle de Nostra Senyora del Carme. La vivienda está flanqueada por un bloque de tres pisos y otra pequeña casa, pero en el momento del asalto no había nadie en ellas porque se trata de segundas residencias.

El jefe de la región policial de Girona, el comisario Joaquim Belenguer, anunció que los Mossos reforzarán la vigilancia en la zona y se comprometió a destinar todos los esfuerzos necesarios para aclarar el crimen. No obstante, Belenguer destacó el carácter «excepcional» de este caso y recordó que normalmente los asaltos a domicilios no acaban con personas fallecidas.