Las consecuencias

La crisis pone enfermo

Un estudio médico constata el aumento de los problemas de salud mental y los suicidios

Desamparo 8 Una mujer en un banco del Eixample barcelonés.

Desamparo 8 Una mujer en un banco del Eixample barcelonés. / FRANCESC CASALS

2
Se lee en minutos
RAFAEL MORALES
TARRAGONA

«Cuando se iba, me coge y me dice: 'Doctora, no me va a dejar ¿verdad?'». Esta confesión de una profesional de la sanidad catalana muestra la dramática situación de un paciente que, acuciado por lacrisis económica, ha aumentado sus visitas al médico porque, probablemente, ha perdido su puesto de trabajo y tienetendencias suicidas. «Es que en el Inem ya no me hacen caso», dice otro facultativo que le respondió un paciente.

El primerestudioserio en Catalunya y España sobre el impacto de la crisis en lasalud mentalde la población constata sus devastadoras consecuencias en una sociedad en la que aumentan el paro, la precariedad y los desahucios por impago de la hipoteca. «Las primeras conclusiones confirman que se ha producido un importante incremento de las visitas a los centros asistenciales y de las tendencias suicidas», explica el psiquiatra Josep Moya, coordinador del Observatori de Salut Mental i Comunitària de Catalunya y del estudio que se presentó ayer en el Hospital Parc Taulí de Sabadell.

«El síntoma predominante es la pérdida del control de la propia vida», detalla Moya sobre las conclusiones de la primera fase del estudio, dadas a conocer ayer. El objetivo del trabajo, basado en entrevistas personales con los pacientes, es calibrar la realidad de las personas que acuden a los centros de salud mental y a los servicios sociales básicos con un conjunto de síntomas desencadenados a partir de una situación de paro laboral o de penuria económica.

En la línea de Grecia

En esta primera fase han participado 88 profesionales (psiquiatras, psicólogos, enfermeras, educadores y trabajadores sociales) que atienden en centros asistenciales del Baix Llobregat, el Vallès Occidental y el Eixample de Barcelona. El trabajo de campo ha certificado, entre otros aspectos, que la crisis está directamente relacionada con el aumento del número desuicidios. En este tema, las conclusiones de los especialistas siguen una línea parecida a la de algunos trabajos realizados en el Reino Unido y Grecia. En este último país, entre el 2010 y el 2011 se duplicó la tasa de homicidios y aumentó un 40% la de suicidios.

En Catalunya, las cifras oficiales dadas a conocer por la Generalitat a mediados de este año revelaban que en el 2011 hubo un 10% más de suicidios (541) que en el 2010 (492) y un 25,5% más que en el 2007 (431), el año anterior al estallido de la crisis. Los intentos de quitarse la vida también han aumentado considerablemente: el 21,8% en el 2011 (2.379) con respecto al 2010 (1.953) y el 38,9% con respecto al 2007 (1.713).

Relaciones de pareja

Noticias relacionadas

«No podemos convertir esta situación en unproblema psiquiátrico. Esto no se puede resolver a base de antidepresivos», destacó ayer Moya. El estudio plantea cambiar el modelo de asistencia y potenciar la atención comunitaria en centros cívicos y los lugares de encuentro de la población. «Los trabajos comunitarios hacen que la gente no se sienta sola y se aleje de las ideas de suicidio», argumenta.

El estudio abarca una visión más global y también culpa a la crisis del aumento del deterioro de lasrelaciones de pareja. «Hay que superar los clásicos esquemas de atención individual», propone como solución.