Ir a contenido

"No me trato del párkinson desde el euro por receta"

La puesta en marcha del euro por receta ha ahogado la economía de muchos ciudadanos, que deciden suspender incluso sus tratamientos crónicos

FERRAN COSCULLUELA / Girona

La penalización por el copago sanitario es doble en el caso de la gente mayor, porque las dolencias de larga duración acostumbran a ser sus inevitables compañeras de viaje (los enfermos crónicos mayores de 65 años suponen más del 80% del gasto farmacéutico, según la Conselleria de Salut). Una situación límite para los pensionistas, que ha llevado a alguno de ellos a dar un sonoro puñetazo en la mesa. Como Carme Cuchilleros, que ha dejado de tomar la medicación contra el párkinson.

"Lo decidí cuando entró en vigor el euro por receta. Hacía cuatro años que me medicaba y cada día tenía que tomar ocho fármacos. Soy consciente de que esto puede dañar mi salud, pero hasta que no me den la medicación gratis no pienso tomármela. Tengo 65 años, he trabajado desde que era una niña y he cotizado toda la vida, y ahora no puedo pagar mis medicinas", explica Carmen, que es uno de los casos que aparecen en el documental 'La Salut, el negoci de la vida', de la red SicomTv, que se estrena el próximo día 21.

>> Lea la información completa sobre el impacto del euro por receta en e-Periódico.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.