Inminente reforma educativa

Wert insiste en que las reválidas serán uniformes en toda España

«Un Estado moderno no puede tener 17 sistemas educativos», afirma el ministro

La Generalitat le recuerda que estas pruebas de evaluación son competencia suya

Estudiantes en el vestíbulo del instituto Vil·la Romana de La Garriga (Vallès Oriental), ayer, en el primer día de curso de secundaria.

Estudiantes en el vestíbulo del instituto Vil·la Romana de La Garriga (Vallès Oriental), ayer, en el primer día de curso de secundaria. / JOSEP GARCIA

2
Se lee en minutos
MARÍA JESÚS IBÁÑEZ
BARCELONA

Afalta de pocas semanas para que el Gobierno apruebe y envíe al Congreso el proyecto de la ley orgánica de mejora de la calidad educativa (LOMCE), el ministro de Educación, José Ignacio Wert, confirmó ayer que las evaluaciones que se realizarán al final de cada etapa, las nuevas reválidas, serán de «carácter nacional», en lugar de quedar en manos de cada comunidad autónoma como ocurre ahora con la selectividad. El objetivo de esta centralización es, según argumentó Wert, evitar las «disfunciones» que se producen actualmente entre autonomías.

El propósito, insistió el ministro, es que se determine un «núcleo de contenidos» básico, de manera que las respuestas de los estudiantes que se sometan a las reválidas puedan ser luego «objeto de tratamiento y evaluación homogéneos». O lo que es lo mismo, que exista un rasero común para todos los alumnos, vivan donde vivan.

«No es propio de un estado moderno que haya 17 sistemas educativos distintos», lamentó el ministro, que considera que la ley de educación en vigor, la LOE, «que estaba concebida desde unas bases racionales» se ha acabado desvirtuando, al adaptarla cada comunidad a su propia realidad. Por este motivo, las nuevas evaluaciones previstas en la LOMCE -que se harán al final de primaria, de la ESO y de bachillerato o FP- constituyen un «elemento central» de la reforma. «Tenemos un sistema, en cuanto al reparto de competencias, que en teoría es claro, pero que, tras 20 años de aplicación, es evidente que ha presentado disfunciones», afirmó el titular de Educación en una entrevista concedida ayer a Los Desayunos de TVE.

EL PRECEDENTE DE LA SELECTIVIDAD / A la espera de que se concreten los detalles -algunas fuentes afirmaban ayer que Wert presentará hoy el anteproyecto de ley al Consejo de Ministros-, Ensenyament recordó que las competencias en materia de evaluaciones en el sistema educativo corresponden a la Administración catalana, de acuerdo con lo que prevé la ley de educación de Catalunya (LEC). En concreto, son competencia de la Generalitat las evaluaciones denominadas «censales, a las que se presentan todos los alumnos matriculados en el régimen general, como las pruebas de competencias de sexto de primaria o cuarto de ESO», dijo una portavoz de Ensenyament.

Noticias relacionadas

De hecho, la actual selectividad, la única prueba de evaluación global que se hace ahora de forma conjunta en toda España, la organiza, decide y corrige el Consell Interuniversitari de Catalunya, organismo vinculado a la Secretaria General d'Universitats. Wert insistió, en este sentido, en que aunque al Estado le corresponde determinar la legislación básica y a las comunidades la ejecución y la gestión de esas leyes, «esta claridad conceptual y teórica, a la hora de concretarse y aplicarse en qué se enseña, no lo es suficientemente».

El ministro aprovechó su intervención en la televisión pública española para afirmar que se está llamando recortes «a lo que son simplemente medidas en búsqueda de una mayor eficiencia». Al hilo de estas declaraciones, afirmó que la educación «no es solo dinero» y que hay países con menor inversión que la de España, cuyos resultados son «mucho mejores».