Miembros de Afectados por la Hipoteca asaltan un supermercado en Vilafranca del Penedès

La plataforma ha querido emular al alcalde de Marinaleda y dar alimentos a familias necesitadas

Establecimiento de la cadena Dia asaltado en Vilafranca.

Establecimiento de la cadena Dia asaltado en Vilafranca. / ALBERT BERTRAN

Se lee en minutos

Un grupo de activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha emulado esta tarde al alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, y ha irrumpido en el interior de un supermercado de Vilafranca del Penedès (Alt Penedès) para llevarse alimentos para familias sin recursos.

Según ha informado la PAH de la comarca barcelonesa del Alt Penedès, los activistas han accedido al interior de un supermercado Dia de la avenida de Tarragona de Vilafranca, de donde han sacado alimentos de primera necesidad, que llenaban varios carros, para repartirlos a familias sin recursos.

Los Mossos d'Esquadra se han dirigido hasta el súper y han podido identificar a una de las personas que salía con un carro con alimentos sin pagar, por lo que la han denunciado por una falta de hurto, ya que el valor de los productos sustraídos no rebasaba los 400 euros. Se trata de una mujer, que iba acompañada por un abogado y que, al llegar a la caja, ha mostrado una tarjeta de crédito sin fondos y ha rebasado el punto de control sin pagar.

Situación de necesidad "extrema"

Los demás autores de esta actuación han podido salir del comercio sin ser identificados, sin pagar y con el carro de la compra lleno de alimentos de primera necesidad, según fuentes cercanas al caso. Una veintena de personas de la PAH ha secundado la protesta mostrando su apoyo a las personas que se llevaban los productos de primera necesidad.

Noticias relacionadas

En un comunicado, la PAH del Alt Penedès justifica esta actuación ante la "situación extrema" que sufren algunas familias de la comarca, con el fin de asegurar su subsistencia y su alimentación. Según la plataforma, las familias a las que ahora van a entregar los productos de primera necesidad sustraídos del supermercado no pueden hacer frente a la mayoría de gastos domésticos, ya que no tienen ningún tipo de ingreso que les permita garantizar la correcta alimentación de sus hijos.

Una portavoz de la cadena de supermercados DIA ha lamentado la situación por la que atraviesan las personas desahuciadas y ha asegurado que su empresa hace "lo que puede" en el marco de su responsabilidad social.