una construcción polémica

Adelson confirma una decisión sobre Eurovegas "en septiembre"

El magnate de casinos afirma que dará a conocer de forma inminente su decisión sobre si su complejo de ocio acabará en Barcelona o Madrid

Sheldon Adelson y su mujer, Miriam, asisten a la convención republicana en Tampa.

Sheldon Adelson y su mujer, Miriam, asisten a la convención republicana en Tampa. / JASON REED (REUTERS)

1
Se lee en minutos
IDOYA NOAIN / Tampa (Enviada especial)

El magnate de casinosSheldon Adelson confirmó el miércole en Tampa (Florida) que la decisión sobre eldestino final de Eurovegas se dará a conocer "enseptiembre". No quiso dar más detalles sobre el debate y las discusiones que dirimirán si el complejo de juego, hoteles y centro de convenciones de Sands Corporationacabará en Madrid o en Barcelona, peroconfirmó lainminente fecha. Y tampoco quiso contestar a la pregunta de si la acuciante crisis en España, y hechos como el rescate solicitado por Catalunya, marcarán o están influyendo en la decisión.

Noticias relacionadas

Adelson está en Tampa como una de las estrellas paralelas de laConvención del Partido Republicano que este jueves corona aMitt Romney como su candidato a la Casa Blanca. Él es uno de los principalesdonantes a grupos que apoyan al exgobernador de Massachussets en su carrera presidencial, a los que ha prometido inyectar 100 millones de dólares. Ha puesto también parte de su fortuna a disposición de los grupos pro israelís, inyectando por ejemplo 6,5 millones de dólares en un esfuerzo para tratar de ganar para los republicanos voto judío, que mayoritariamente se inclina por el Partido Demócrata. Y este miércoles hizo las brevísimas declaraciones sobreEurovegas en un acto organizado por la Coalición Judía Republicana en honor a cargos electos pro-Israel, al que llegó acompañado por su esposa, Miriam Adelson.

Ella es la persona que muchos consideran más influyente en las decisiones de su marido, y tampoco quiso dar detalles sobre las deliberaciones de Eurovegas. "Me encanta España", dijo la señora Adelson justo antes de esquivar la pregunta de si prefiere Madrid o Barcelona. Lo hizo con una enorme sonrisa y la diplomática frase "me encantan los españoles".