AJUSTES AÉREOS

Tres aviones de Ryanair aterrizan de emergencia en Valencia por falta de combustible

Los comandantes hicieron la llamada de socorro en Valencia tras ser desviados por una tormenta eléctrica en Barajas

Un avión de Ryanair aterriza en el aeropuerto de El Prat.

Un avión de Ryanair aterriza en el aeropuerto de El Prat. / JOSEP GARCIA

1
Se lee en minutos

Tres aviones de Ryanair tuvieron que ser autorizados a efectuar unaterrizaje de emergencia el pasado jueves 26 de julio en elaeropuerto de Valencia, al que fuerondesviados desde Barajas, tras lanzar un aviso porfalta decombustible. Los tres vuelos fueron desviados desde Madrid-Barajas al aeropuerto de Manises como consecuencia de una tormenta eléctrica que desaconsejaba el aterrizaje en la capital.

Los tres aviones tuvieron que permanecer en cola en vuelo en Valencia, a la espera de recibir permiso para aterrizar. La operación, sin embargo, se tuvo que adelantar debido a la llamada de emergencia emitida por los comandantes de Ryanair, que alertaron de que no disponían de combustible suficiente y consiguieron prioridad para aterrizar.

Según las grabaciones de las conversaciones entre los pilotos y Control de Tráfico en Valencia, dos comandantes emitieron un claro 'mayday' por falta de combustible en apenas tres minutos de diferencia. El mismo día hubo una tercera llamada de socorro. 

Ajustes presupuestarios

Noticias relacionadas

El combustible que deben cargar los pilotos de la aerolínea irlandesa para sus viajes está estipulado en un plan deeficiencia presupuestaria de la compañía. De esta forma se obliga a los pilotos a repostar la cantidad "mínima necesaria" para cumplir su plan de vuelo y cualquier exceso debe ser justificado por escrito.

Uno de los responsables de la dirección de pilotos de Ryanair, Shane McKeon, ha manifestado que "continúa habiendo un pequeño número de comandantes que parecen tener problemas" con este protocolo. "Algunas de las explicaciones dadas por los comandantes de vuelo para cargar fuel de más no son aceptables", añade.