INQUIETUD ENTRE EL PERSONAL SANITARIO

Hospitales concertados buscan desesperadamente dinero para pagar al personal

La mayoría tienen aseguradas las nóminas de julio, pero crece la preocupación respecto a agosto

Se lee en minutos

ÀNGELS GALLARDO / Barcelona

Los gerentes de algunoshospitales concertados, entre ellos los deBergaySant Joan de Reus,buscaban ayer desesperadamentecómo obtenerliquidez para poderabonar el próximo lunes elsalario de julio a su personal sanitario. A última hora de ayer, el alcalde de Berga (Berguedà),Juli Gendrau, informó de que el hospital de su localidad podría afrontar elpago de nóminas del mes que acaba. No especificó si se pagaría el 100% o solo el 50%, como teme el personal. La incógnita sobre el éxito de la búsqueda, infructuosa desde que el pasado fin de semana fueron informados por elSevei Català de la Salut (CatSalut) de que laGeneralitat no pagará este mes a sus centros concertados, ha generado una enorme preocupación entre losmédicos, enfermerasy administrativos que ejercen en esa red asistencial.

El gerente delHospital de Igualada, Adrià Sardá, centro que emplea a 850 trabajadores y sobre el que su personal tenía dudas de que dispusiera de liquidez, aseguró ayer que «está garantizado» el pago de julio, gracias a una póliza de crédito.

El comité de empresa delHospital del Mar, de Barcelona, ha enviado un comunicado a los trabajadores indicando que "la empresa asegura que está haciendo todas las acciones posibles para intentar garantizar el pago de las nóminas de sus trabajadores".

La dirección de los centros concertados prevén reunir mañana a su personal en unainsólita asamblea para informarles de la situación. En el resto de hospitales que integran la red de centros concertados, 56 en total, así como 60 centros de asistencia primaria (CAP) y los servicios sociosanitarios y de salud mental, han conseguido liquidez para pagar la mensualidad correspondiente a julio de su personal. Entre ellos, se encuentran los hospitalesClínic, Sant Pau, Sant Joan de Déu y Sant Rafael, en Barcelona, yParc Taulí, en Sabadell. Ninguno de ellos pagará el IRPF, este mes, ni tampoco a la Seguridad Social y a sus proveedores. Tampoco saben qué ocurrirá en agosto, si el CatSalut sigue sin disponer de liquidez.

Te puede interesar