31 may 2020

Ir a contenido

Las víctimas

Dos muertos en Portbou al tirarse al mar acorralados por el fuego

Los fallecidos, padre e hija, dejaron su vehículo y saltaron por un acantilado

Unas 200 personas quedaron cercadas en sus coches por las llamas en la N-260

EL PERIÓDICO
BARCELONA

eran unas 200 personas, viajaban en coche y se vieron detenidas en su camino, como tantos otros, en carreteras secundarias. El fuego, el otro fuego, el de La Jonquera (Alt Empordà) había obligado a cortar la autopista y la N-2. Y eso llevó a miles de vehículo a buscar otras vías. En la N-260, Unos 200 conductores y pasajeros esperaban moverse cuando prendió un incendio. Según algunos testigos, pudo ser una colilla mal apagada. El caso es que la gente se vio acorralada y se asustó. Unos cuantos huyeron a pie por la carretera, pero algunos se tiraron al mar desde un acantilado y por lo menos dos, un hombre de 60 años y una chica de 15 años, que eran padre e hija, fallecieron ahogados. El hombre, además, sufrió politraumatismos. Una niña de 8 años que también se lanzó al mar resultó herida y fue ingresada en el Hospital Josep Trueta de Girona. Hubo otros dos heridos de gravedad y 12 con lesiones leves.

El fuego crecía, aunque no hubiera sido una amenaza seria en condiciones normales. El alcalde de Portbou, Josep Lluís Salas, que relató a este diario lo ocurrido según se lo habían contado, explicó que por sus dimensiones el fuego se hubiera controlado sin problemas. Pero no se pudo actuar de inmediato, no había posibilidad de combatirlo: las dotaciones de bomberos de Llançà y Portbou se habían desplazado a La Jonquera. Al final, los bomberos llegaron a la zona cuando habían transcurrido unos 50 minutos y la situación ya lo era todo menos fácil.

Salas afirmó que los conductores y pasajeros debieron de llegar a la conclusión de que no sobrevivirían si no se alejaban del fuego, y lo hicieron a toda prisa. Muchos, explicó el regidor, resultaron heridos de más o menos importancia. Según Salas, no todos los que saltaron al mar fueron al agua, y algunos se lastimaron contra las rocas. Poco antes de las 22.30 horas la Generalitat informó de que el incendio de Portbou estaba en fase de control tras haber destruido unas 50 hectáreas.

TERCER FUEGO EN LA NOGUERA / En una jornada negra en Catalunya, hubo un tercer incendio en el municipio de Castelló de Farfanya (la Noguera). Un total de 17 dotaciones de bomberos participaron en los trabajos para extinguir el fuego, que afectó a tierras de cultivo y a masa forestal. A las 21.42 horas los bomberos consideraron que el incendio estaba en fase de control y 25 minutos más tarde, controlado. Doce dotaciones siguieron trabajando en la zona para completar su tarea.