JUICIO EN LA AUDIENCIA DE BARCELONA

Asesinado por 300 euros

Un jurado juzga al acusado de matar a un vigilante de un garaje en Barcelona

1
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT / Barcelona
Noticias relacionadas

Alberto Rovira Moll lo ha negado todo. "Yo pasaba por allí, oí gritos, entré, vi a dos peleándose y los separé. Y uno, que llevaba un cuchillo, dijo: ojo que te conozco. Me dieron un golpe y me fui". Esta es la explicación que ha dado este lunes ante unjuradoen laAudiencia de Barcelona el acusado de matar a puñaladas el 6 de agosto del 2008 al vigilante de seguridad delgaraje Pompeia, en la Travessera de Gràcia de Barcelona. Y solo para apropiarse de 300 euros. La fiscalía exige 20 años de prisión por robo con violencia y homicidio.

Según la acusación, en la madrugada del 6 de agosto del 2008 Rovira se dirigió al garaje y una vez en el interior se dirigió a la cabina del vigilante. Con ánimo de obtener un beneficio patrimonial inmediato, se apropió de 300 euros que había en el cajón. Al ser sorprendido por el vigilante y tras un forcejeo, el acusado propinó varias cuchilladas al empleado de la empresa de seguridad, que falleció allí mismo a causa de la herida que le atravesó el hígado, el diafragma y el pericardio para acabar perforando la aurícula derecha del corazón. El procesado huyó con el dinero.