negociación abierta

La Generalitat bloquea el cambio de director de Rodalies a la espera de una mejora en el servicio

Renfe denuncia que el Govern no firma el contrato programa con la operadora por "razones políticas"

1
Se lee en minutos

LaGeneralitat ha suspendido la celebración delórgano mixtoconRenfe en el que se debía nombrar alnuevo directordel servicio. Elconseller deTerritori i Sostenibilitat,Lluís Recoder, ha explicado que la reunión no se ha llegado a celebrar. La razón que ha esgrimido el responsable delGovern es que elMinisterio de Fomento sigue sin modificar la ley ferroviaria que permitiría cambiar de operador en el caso de que así lo decidiera la Generalitat. Recoder también ha recordado que se mantiene el incumplimiento reiterado de las inversiones previstas en elPla de Rodalies.

"Hace tiempo que tratamos de que Fomento resuelva los problemas de Rodalies", se ha quejado elconseller, que a continuación ha insistido en el que considera untraspaso de las competencias mermado ya que no incluye la infraestructura ni el personal ni los trenes. Recoder ha asegurado que el incumplimiento sobre los4.000 millones que se deberían haber invertido en la red es "flagrante" y que le ha hecho llegar a laministra Ana Pastor varias veces estas reivindicaciones.

Sin problemas con el nombre

Noticias relacionadas

Elsecretario deTerritori,Damià Calvet, tenía un encuentro previo con elpresidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, antes de que se celebrara el órgano mixto pero al constatar que no había novedades respecto al "modelo", ha explicado el conseller, han optado por suspender el encuentro. Lluís Recoder ha asegurado que no tenían ningún problema con Miguel Pérez, la persona designada por la operadora para sustituir a Miguel Ángel Remacha, que ocupaba el cargo desde hace más de cinco años.

 Por su parte,Renfe asegura que el Govern de la Generalitat ha bloqueado el nombramiento del nuevo director de Rodalies en la reunión que se celebra este lunes por motivos políticos. Según una nota remitida por la operadora, en la reunión del órgano gestor , laGeneralitat"continúa bloqueando la relación con Renfe como operador del servicio de cercanías en Catalunya". Según Renfe, "ese bloqueo no atiende a razones de la operación ferroviaria ya que son exigencias que superan las competencias de Renfe y son peticiones de caracter político". Esta situación, según el operador ferroviario, imposibilita el nombramiento del director del servicio "sin que se aleguen en ningún caso objeciones personales".