03 abr 2020

Ir a contenido

EL ESCÁNDALO DE LA PEDERASTIA EN LA JERARQUÍA CATÓLICA

El Vaticano investiga por abuso sexual a 7 legionarios de Cristo

Lombardi dice que la orden informó de los casos, que datan de hace décadas

Los acusados son identificados por primera vez con nombre propio

ROSSEND DOMÈNECH
ROMA

El Vaticano está investigando a siete sacerdotes de los Legionarios de Cristo por abusos sexuales a menores y a otros dos por haber mantenido relaciones con mujeres abusando de su cargo espiritual, según confirmó ayer el portavoz vaticano Federico Lombardi, quien añadió que fueron los Legionarios de Cristo quienes informaron de dichos casos a la Congregación para la Doctrina de la Fe y que esta inició las pesquisas.

Lombardi indicó que «los superiores eclesiásticos competentes de los Legionarios de Cristo han seguido las normas en vigor, al señalar a la Congregación para la Doctrina de la Fe algunos casos de los que han tenido conocimiento, ocurridos hace varias décadas». La principal novedad es que por primera vez hay sacerdotes con nombre y apellidos de la congregación que están siendo oficialmente investigados, después de que en el 2010 Benedicto XVI ordenase la intervención del grupo fundado por Marcial Maciel.

La Legión de Cristo fue fundada en México en 1941 por Maciel y conoció un enorme desarrollo durante el pontificado de Juan Pablo II

gracias a las excelentes relaciones del sacerdote mexicano con el Papa polaco. Sin embargo, las acusaciones de abusos sexuales a seminaristas por parte de Maciel obligó al Vaticano a intervenir. Desde antes de la muerte de Juan Pablo II, el cardenal Ratzinger, entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ya seguía los pasos de Maciel. Ya como Papa, en el 2006, Benedicto XVI le castigó por los abusos sexuales durante décadas a seminaristas. Dos años después, Maciel murió, después de que la intervención del Papa propiciara que saliera a la luz sus abusos y que tuvo varios hijos, probablemente tres, de dos mujeres. Varias fuentes acusaron a Maciel de usar sus influencias para frenar la investigación sobre sus actos.

INSATISFACCIÓN En el 2010 el Papa nombró a Velasio de Paolis como interventor en los Legionarios de Cristo para que analizase lo sucedido desde los años 50, fecha de las primeras denuncias y reformase los estatutos de la orden. Fuentes vaticanas señalan un cierto malestar en el entorno del Papa, porque el proceso de refundación de la congregación no se desarrolla con la velocidad deseada por el pontífice, entre otras razones por la hostilidad de una parte de sus miembros a la reforma.

Por otra parte, se da la paradoja de que el interventor De Paolis es la misma persona que, cuando salieron a flote las primeras denuncias, exculpó a Maciel de las acusaciones de pederastia. En los últimos meses, unas 300 mujeres de Regnum Christi, la rama femenina de la congregación, se han salido de la misma.