29 oct 2020

Ir a contenido

Radiografía de la salud juvenil

Los adolescentes españoles, líderes mundiales en consumo de porros

Solo Canadá tiene una tasa de consumo frecuente superior a la española, según un estudio de la OMS

El 16% de los jóvenes de 15 años reconocen que han fumado cannabis en los últimos 30 días

MANUEL VILASERÓ
MADRID

Las autoridades sanitarias españolas alertan desde hace años del creciente riesgo que para los adolescentes comporta el consumo de cannabis. El último estudio monográfico del Plan Nacional sobre Drogas, correspondiente al 2009, reveló que 40.000 jóvenes de entre 14 y 18 años sufren problemas relacionados con la marihuana. Fracaso escolar, agresividad, apatía y dificultades para dormir son algunos de ellos. La magnitud del problema la puso de nuevo de manifiesto ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS) al dar a conocer los resultados de una encuesta sobre las conductas saludables de los jóvenes escolarizados que indica que los jóvenes españoles son los que más cannabis consumen entre los países desarrollados. Solo les superan los canadienses.

El informe revela que el 16% de los adolescentes españoles de 15 años admiten haber fumado la sustancia en el último mes, el indicativo que se considera más fiable del consumo frecuente. En Canadá, el país que ocupa el primer puesto, lo reconocen un 18%, pero en otros países europeos como Inglaterra (9%), Portugal (5,5%) o Alemania (4%), las cifras están muy alejadas. Incluso en Holanda, donde el consumo está normalizado a nivel social, el porcentaje (10%) es mucho más bajo que en España. El país con la cifra más reducida es Noruega. Sólo el 2,5% de los noruegos de 15 años dicen haber han fumado porros el último mes.

En el otro indicador sobre el cannabis que contiene el estudio, España sale casi tan malparada como en el primero. Se trata del número de quinceañeros que admiten haber consumido la droga alguna vez. Son el 27,3%. En este caso ocupan el quinto lugar, solo por detrás de Canadá (33%), República Checa (30,5%), Suiza (29,5%) y EEUU (28%), y muy por delante de jóvenes de países de nuestro entorno como Italia (19,5%), Portugal (12%) o Alemania (11,5%).

Uno de los datos más interesantes que ofrece el estudio es que en los Estados Unidos, donde la simple posesión está penada, han probado la droga más jovenes que en la permisiva Holanda (21%). Los efectos del prohibicionismo en este terreno parecen, como mínimo, discutibles.

POLÍTICAS PREVENTIVAS /El estudio destaca, precisamente, la necesidad de llevar cabo políticas preventivas en la escuela y entre las familias como el método más efectivo para evitar el abuso de la droga y sus efectos perniciosos. «Mientras el consumo del cannabis es ilegal en la mayoría de los países europeos y de Norteamérica, no está claro cuales son las políticas más efectivas para reducirlo entre los adolescentes», reflexionan los investigadores de la organización mundial, que destacan cuatro factores que impulsan a los jóvenes a consumir: «La experimentación, la diversión, la aceptación social y la relajación».

La OMS lleva a cabo este trabajo sobre conductas saludables cada cuatro años en más de 40 países. Esta vez incluye los resultados de más de 200.000 encuestas realizadas a otros tantos estudiantes de 11, 13 y 15 años entre el 2009 y el 2010. Sólo en España un equipo formado por investigadores de las universidades de Sevilla y Huelva entrevistaron a 5.040 jóvenes.

EL TABACO / En otra de la conductas problemáticas, la adicción al tabaco, España está en el puesto medio de la clasificación, que encabeza Groenlandia, la región autónoma de Dinamarca donde fuman al menos una vez por semana el 57% de los niños de 15 años, seguida de Lituania (27,5%), Austria y Letonia (27%) y Croacia y Hungría (26%). En España son el 19%. Un 23% entre las chicas y un 15% entre los chicos.

Uno de cada cinco estudiantes españoles (21%) admite, además, haber fumado su primer cigarrillo a los 13 años e incluso antes. En esa edad tan precoz, un 5% reconocen fumar un cigarrillo al menos una vez por semana.

EL ALCOHOL / También en el consumo de alcohol España ocupa la parte media de la tabla. El 22,5% de los quinceañeros españoles beben al menos una vez por semana, frente al 38,5% de la República Checa y Grecia, el 37% de Ucrania, el 35% de Croacia y el 32,5% de Austria o Italia. En una edad tan temprana como los 13 años, un 6,5% de los españoles ya se han dado a la bebida. Al menos una vez por semana.