Los recortes del bienestar

El Gobierno restringirá la sanidad a los simpapeles a partir de septiembre

El nuevo sistema de copago de los medicamentos podría estar preparado para funcionar en verano

Solo se librarán de la medida los que consigan la residencia y paguen el IRPF antes del 31 de agosto

Usuarios, algunos de ellos inmigrantes, en el CAP del barrio del Remei de Vic.

Usuarios, algunos de ellos inmigrantes, en el CAP del barrio del Remei de Vic. / JOSEP GARCIA

Se lee en minutos

   ANTONIO M. YAGÜE / Madrid

estar empadronado no bastará a los inmigrantes para tener derecho, como hasta ahora, a la tarjeta sanitaria individual. El decreto ley de reformas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), que hoy publicará elBOE, concede de plazo hasta el 31 de agosto a los extranjeros residentes en España para justificar que cumplen los nuevos requisitos de acceso a la tarjeta, es decir, tener la residencia en regla y contribuir con el IRPF. Esa actualización dejará a medio millón de extranjeros exclusivamente con derecho a acudir a un servicio de urgencias, disponer de pediatra si tiene hijos menores o recibir atención del parto en caso de las embarazadas. Quedarán excluidos del resto de servicios sanitarios.

Además de estos 500.000 simpapeles, hay un número importante de ciudadanos comunitarios o extracomunitarios con recursos que estarán afectados por la nueva medida. También estarán obligados a inscribirse en el Registro Central de Extranjería. La libertad de circulación, residencia y trabajo vigente en la UE explica que muchos ciudadanos comunitarios residentes en España nunca lleguen a empadronarse. A partir de ahora, para tener derecho a la tarjeta sanitaria deberán tener el correspondiente permiso de residencia, domicilio fiscal y pagar impuestos. Según un estudio del Real Instituto Elcano, el 21% de los 2,5 millones de europeos que viven en España son jubilados que en la mayoría de los casos no se empadronan por no pagar impuestos, no perder derechos sociales en sus países de origen o por desconocimiento.

Los inmigrantes que actualmente tienen residencia legal en España no se verán afectados ni tendrán que realizar ningún trámite y solo se verán implicados los que no tengan regularizada su situación ni reconocida su residencia, es decir, los no regularizados, según fuentes gubernamentales.

El artículo 12 de la ley de extranjería, que será modificado por este decreto ley, garantizaba hasta ahora a los simpapeles empadronados las mismas condiciones sanitarias y educativas que a los españoles. El departamento de Ana Mato asegura que trata de poner cerco al denominado turismo sanitario, pero que ningún inmigrante que precise atención urgente se verá privado, aunque no tenga papeles.

Te puede interesar

Así, el real decreto contempla que los extranjeros no registrados ni autorizados como residentes en España, recibirán asistencia sanitaria de urgencia por enfermedad grave o accidente hasta que reciban el alta médica, además de asistencia al embarazo, parto y posparto. Los menores de edad podrán recibir asistencia sanitaria hasta los 18 años en las mismas condiciones que los españoles.

NUEVO SISTEMA DE COPAGO // El nuevo sistema de copago de fármacos podría estar listo en verano. El real decreto, cuya publicación se ha retrasado dos días para especificar el nuevo sistema de copago farmacéutico, sanciona que las rentas de más de 100.000 euros anuales abonarán el 60% de los fármacos; las inferiores, entre el 40 y el 50%, y los pensionistas, enfermos crónicos y familias numerosas, el 10 %, aunque con exenciones para las rentas más bajas y los parados de larga duración. El gasto máximo mensual será de entre 8 y 18 euros. Para controlar cuánto se debe pagar en la farmacia, el ministerio adaptará las recetas de acuerdo a un código de clasificación con hasta siete variables.