Ir a contenido

RECORTES EN LA SANIDAD

Mato defiende que los nuevos copagos son "justos y equitativos"

La ministra de Sanidad responsabiliza de las medidas al "gasto descontrolado" y la "deuda terrible" del Gobierno socialista

Pajín acusa al PP de preferir "meter la tijera en el bolsillo de los ciudadanos antes que en los beneficios farmacéuticos"

AGENCIAS / Madrid

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha señalado que la reforma acordada este miércoles con las comunidades autónomas, encaminada a implantar por primera vez en la historia del Sistema Nacional de Salud (SNS) el copago de medicamentos para los pensionistas, "es justa y equitativa".  "Ojalá no hubiéramos tenido que hacerla, pero la herencia que hemos recibido hace que sea inviable no hacerla", ha afirmado en declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press.

Mato ha destacado que se prima la renta y se ha tenido en cuenta a los pensionistas, porque "el hecho de ser mayor hace que se utilicen más medicamentos", además de a los enfermos crónicos, que tienen también "más necesidad" de fármacos. Asimismo, ha subrayado que "los mileuristas seguirán pagando lo mismo que hasta ahora".

La herencia

A juicio de la ministra, las decisiones tomadas este miércoles en el Consejo Interterritorial de Sanidad han tratado de evitar comprometer la situación económica de las personas con rentas más bajas. Pero "la sanidad no es gratuita", ha advertido, tras señalar el "gasto descontrolado y la deuda terrible" generada por el Gobierno socialista.

"Garantizamos que la asistencia sanitaria siga siendo gratuita. Hemos tomado la decisión más justa, la que menos perjudica a los ciudadanos", ha destacado, para posteriormente señalar que el Gobierno, "al final, ha apretado las tuercas más a la eficiencia y a la eficacia de sistema sanitario y a las industrias que prestan los servicios que a los ciudadanos". 

Frente a las críticas, Mato ha afirmado que "es sobrecogedor que el Partido Socialista no esté haciendo ningún esfuerzo", cuando "en gran parte son los causantes de la crisis", por tanto "deberían formar parte de la solución". La posición del PSOE es en su opinión "una manera de hacer daño político, no es constructiva y no es nada favorable para los ciudadanos". "La sanidad no es sostenible a costa de no pagar la facturas, la sanidad es sostenible si se paga a los acreedores de los servicios", ha añadido.

El turismo sanitario y los envases

Cómo acotar el "abuso" que hacen los extranjeros de la sanidad en España ha sido otra de las medidas de discutidas ayer con las comunidades autónomas. "Esto se va a modificar", ha asegurado la ministra, puesto que "no se puede sostener que vengan a España, se empadronen, pidan la tarjeta sanitaria y se operen".

Respecto a la posibilidad de reducir los envases farmacéuticos, que muchas veces no se ajustan al tratamiento genérico, Mato ha afirmado que se va a pedir a laboratorios y a la industria farmacéutica "que hagan envases ajustados al número concreto de pastillas adecuadas a la duración de tratamientos habituales".

Pajín, indignada

La exministra de Sanidad Leire Pajín ha afirmado por su parte este jueves  sentirse "indignada" con las medidas anunciadas en el Consejo Interterritorial de Sanidad, y ha lamentado que el PP prefiere "meter la tijera en el bolsillo de los ciudadanos antes que en los beneficios farmacéuticos".

En declaraciones a EFE, Pajín ha criticado que el Ministerio de Sanidad "no haya tomado ninguna medida de ahorro" hasta ahora, ni siquiera las que, según ha dicho, los socialistas propusieron antes de abandonar el Gobierno. Para la exministra, "hay recorrido para tener una sanidad sostenible sin la necesidad de que ningún ciudadano pague".

Pajín ha recalcado que el Gobierno de Mariano Rajoy ha "mentido", ya que ha repetido "una y otra vez que no aplicaría ningún tipo de repago y es lo primero que está haciendo".