POLÉMICA JUDICIAL

Prisión muy preventiva

Tres detenidos por los disturbios del 29-M siguen en la cárcel porque la jueza vaticina que participarían en nuevos altercados

Abogados y familias ven «desproporcionada» la medida

Solidaridad 8 Concentración en favor de los detenidos frente a la Ciutat de la Justícia, el pasado día 31.

Solidaridad 8 Concentración en favor de los detenidos frente a la Ciutat de la Justícia, el pasado día 31. / JOAN CORTADELLAS

3
Se lee en minutos
JOSEP SAURÍ
BARCELONA

Han pasado 16 días desde la huelga general del 29-M, y de los 79 detenidos y 15 imputados por los disturbios en Barcelona quedan tres en prisión provisional sin fianza. No son los que afrontan las imputaciones más graves, ni los que tienen más antecedentes policiales y judiciales. Son dos estudiantes de Física, Daniel e Ismael, y un empleado de un centro de atención de mayores, Javier, detenidos en los incidentes de la mañana -los dos primeros en la zona universitaria, el tercero en el Clot- y en quienes la titular del juzgado de instrucción número 18 de Barcelona, Carmen García, sigue viendo«riesgo de fuga»y de«reiteración delictiva». Abogados y familiares no salen de su asombro y ven en ello un«escarmiento público».

En el auto con el que desestimó las alegaciones de la defensa de los estudiantes, la jueza sostiene que de la«notoria gravedad»de la pena aplicable a los delitos imputados -contra la seguridad vial, desórdenes públicos, daños, atentado contra la autoridad y tenencia de elementos peligrosos-,«nunca inferior a cinco años y medio de prisión»,puede deducirse riesgo de fuga«por ser consustancial a la naturaleza humana»tratar de eludirla.

Pero además el auto argumenta que a principios de mayo habrá en Barcelona acontecimientos como el Día del Trabajo y una cumbre de presidentes de bancos centrales europeos, en los que«más que previsiblemente (...)se producirán actos vandálicos». Y dado que considera que los jóvenes, a pesar de no tener antecedentes, no son«personas neófitas»s¡no«experimentadas en acciones de atentar contra la paz pública»,la jueza cree que«puede deducirse la existencia de un alto pronóstico de comisión pasada y futura de hechos análogos».

La profecía

«Es una jueza innovadora.Profetiza los disturbios que ocurrirán en el futuro y qué van a hacer los imputados», dice con ironía Benet Salellas, abogado de Javier, cuyo auto de prisión añade a la lista de acontecimientos futuros el Barça-Espanyol. Los defensores de los tres detenidos recuerdan que ninguno de ellos pudo participar en los incidentes más graves del 29-M, que ocurrieron por la tarde, cuando ya estaban arrestados. Sí fueron, en cambio, los primeros en declarar.

Para Salellas, su defendido -que tampoco tiene antecedentes penales pero sí otras dos causas por desórdenes, una de ellas por los incidentes del Parlament del 15 de junio- sigue en la cárcel como consecuencia del impacto de las imágenes, las declaraciones políticas y la «vorágine mediática»de aquella jornada.«En realidad, Javier está en prisión por el incendio del Starbucks, que todos tenemos aún en la retina»,afirma.

«Quieren dar ejemplo o dar miedo, no sé»,coincide José Miguel Sixto, abogado de Daniel, para quien la prisión sin fianza es«desproporcionada». «A ellos les acusan de quemar dos contenedores. Por la tarde se quemaron 150, y todos los detenidos están ya en la calle»,añade el defensor de Ismael, Luis Salvadores. De los demás imputados, cinco pagaron fianzas de hasta 4.000 euros y el resto quedó en libertad con cargos.

Ambos letrados alegan que el riesgo de fuga de los dos estudiantes es inexistente, por su arraigo familiar y social y su dependencia económica, y aportan, entre otras, las declaraciones en favor de los chicos del decano de Física de la Universitat de Barcelona, Joan Àngel Padró, firmas recogidas en la facultad e informes de las policías locales de Terrassa y El Vendrell, donde residen.

En todo caso, si la jueza cree que los chicos podrían participar en nuevos disturbios, sus abogados le piden«que tome medidas cautelares, que les convoque en esas fechas en comisaría, o les mantenga recluidos en sus casas. Pero no por eso debe tenerlos indefinidamente en prisión».

La función de la medida

Noticias relacionadas

Más allá incluso va Mercedes García Arán, catedrática de Derecho Penal de la Universitat Autònoma de Barcelona:«La prisión preventiva no está para evitar delitos futuros. Su función es asegurar la presencia del imputado en el juicio y evitar la alteración de pruebas. El riesgo de fuga debe valorarlo el juez, pero ni la posibilidad de cometer delitos futuros ni la alarma social deben ser criterios para aplicarla».

«Lo que se discute ahora es la libertad provisional. En su momento, estos chicos ya serán juzgados. Pero no hay razón para que permanezcan en la cárcel», concluye Salvadores. «Si alguien me puede explicar lo que está pasando, que me lo explique», dice abrumada Cristina, la madre de Daniel, convencida de que el juicio demostrará su inocencia:«Mi hijo no es un vándalo. Espero que acabe bien pronto esta pesadilla, que Daniel vuelva a casa y que se restituya su honor».