El calvario de un inocente en prisión

El peritaje de voz definitivo de la justicia italiana exculpa a Óscar

Dos expertos dictaminan que la voz del narco y la del lavacoches pertenecen a personas distintas

El fiscal hizo saber que pediría la absolución del vecino de Montgat si el informe era exculpatorio

José Antonio Sánchez, el hermano de Óscar, y su esposa reclaman su libertad ante la prisión de Nápoles el pasado 8 de diciembre.

José Antonio Sánchez, el hermano de Óscar, y su esposa reclaman su libertad ante la prisión de Nápoles el pasado 8 de diciembre. / ARCHIVO / STEFANO RENNA

Se lee en minutos
A. BAQUERO / M. CATANZARO
BARCELONA

Pidió un nuevo peritaje de voz y ya lo tiene. La jueza del Tribunal de Apelación de Nápoles que juzga el recurso presentado por Óscar Sánchez, el lavacoches de Montgat que lleva un año y nueve meses preso en Italia por un delito de narcotráfico cometido por un individuo que usurpó su identidad, ha recibido ya el examen realizado por dos peritos, uno fonético y otro lingüístico, elegidos por ella misma. Ambos expertos han concluido sin resquicio alguno de duda que la voz del lavacoches y la del hombre que traficaba con drogas desde un teléfono registrado a nombre de Óscar no corresponden a la misma persona. Es decir, que el lavacoches de Montgat no es el narco que la justicia italiana creía haber condenado. Esta conclusión pericial, a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, ya está sobre la mesa de la magistrada, quien el próximo miércoles presidirá la vista de apelación del caso y decidirá si exculpa a Óscar y anula su condena de 14 años.

«De los valores obtenidos en el procedimiento de comparación y el resultado del test se puede inferir que la voz anónima [la del teléfono] no es, a nuestro juicio, correspondiente al hablante Óscar Sánchez Fernández», sentencia el técnico fonético Luca de Gregorio en su informe pericial, en el que analiza las características fonéticas de las voces del lavacoches y del narco que le suplantó (este último ha sido identificado por la Policía española como el ciudadano uruguayo Marcelo Marín).

HABLAR MÁS RÁPIDO / La prueba fonética ha sido llevada a cabo por De Gregorio mediante la recreación de algunas de las conversaciones telefónicas que habían sido interceptadas durante la investigación policial y que se atribuían a Óscar. Las diferencias que han encontrado los expertos son muchas. Así, el suplantador habla más rápido y tiene un timbre de voz más agudo que Óscar. En conjunto, según el perito De Gregorio, «se evidencia una heterogénea diferencia entre las características de las dos voces».

Las conclusiones del otro estudio, el lingüístico, llevado a cabo por el profesor de la Universidad de Calabria Luciano Romito, con el apoyo de un experto en castellano ibérico y otro en castellano latinoamericano, también exculpan a Óscar. «El léxico de las llamadas interceptadas es rioplatense, con expresiones comoguacho,clavaroacá, que Sánchez no usa nunca», explica Romito. La manera de pronunciar también delata que «hablan dos castellanos distintos», dice Romito: por ejemplo, lazde Óscar se convierte ensen el habla del narco, lo que se llama un «seseo». El presunto narco utiliza expresiones calcadas del italiano («un coche a cero kilómetros») que se usan en Latinoamérica, pero no en España.

Noticias relacionadas

Este nuevo peritaje puede ser la llave de la libertad de Óscar. Primero, porque no procede de ninguna de las partes en litigio, sino que lo ha pedido el propio tribunal como prueba definitiva para determinar el futuro del preso, con lo que su peso probatorio es mayor. Y segundo, porque el fiscal Antonio Ricci ya ha había hecho saber que, si el resultado de este peritaje era finalmente exculpatorio, pediría la absolución de Óscar. Si el fiscal mantiene su palabra, el próximo miércoles no quedará nadie que inculpe a Óscar y tanto la defensa como la acusación pedirán su absolución y, por tanto, la jueza debería decretar su libertad.

CUATRO PRUEBAS ANTERIORES / Este es el quinto peritaje de voz que se ha realizado en el caso Óscar. De los cuatro anteriores, tres (uno de la defensa, otro de la fiscalía antimafia de Nápoles y un tercero de expertos de la Universitat Pompeu Fabra) eran exculpatorios, y solo uno, el primero, establecía que la voz del lavacoches y la del narco coincidían. Pero fue precisamente este último en el que se basó la jueza de primera instancia para condenarle a 14 años por tráfico de drogas. La familia de Óscar no ocultaba ayer la satisfacción por conocer el resultado del peritaje final. «Es una excelente noticia que nos llena de esperanza. Solo esperamos que conduzca a que el próximo miércoles Óscar salga libre de una vez», dijo José Antonio Sánchez, hermano del lavacoches.