PROTESTAS CONTRA LOS RECORTES DE ENSEÑANZA

Los estudiantes se quedan en la Universitat de Barcelona pese a la posibilidad de un desalojo

Unos 150 jóvenes deciden continuar con la ocupación del edificio histórico, desoyendo la petición del rectorado a Interior de que sean expulsados

Los alumnos votan en asamblea no manifestarse hoy ante el Mobile World Congress

Desoyen la petición del rectorado a Interior de que sean expulsados. / RICARD FADRIQUE

4
Se lee en minutos
TONI SUST / ALBERT SEGURA / Barcelona

Cerca de 150 jóvenes ubicados en el vestíbulo de la Universitat de Barcelona han decidido este jueves por la mañana mantenerse en el edificio y prolongar la ocupación, respondiendo así a la amenaza de desalojo reclamada ya por los órganos directivos de la UB. Los jóvenes, en contra de lo que planearon anoche, han optado por no volver a marchar hacia laplaza de Espanya para protestar ante elMobile World Congres (MWC).

A mediodía han decidido organizarse en cinco comisiones y celebrar unanueva asamblea a las nueve de la noche. En la UB se han dado algunas clases fuera de las aulas, incluida una de Antropologia de alumnos de la UB del Raval. Los jóvenes han manifestado su voluntad de seguir con la ocupación pese a la posibilidad de un desalojo inminente y han denunciado que se les identifique solo con los hechos violentos.

María Jesús, madre de dos veinteañeros, ha pedido la palabra para rechazar la condena de la violencia, aunque sí ha dicho sentir el perjuicio causado a la mujer a la que le quemaron el coche en las protestas. Pasada la una de la tarde, se han puesto en marcha las cinco comisiones: de contenidos, de logística, de difusión, de cocina y de poesía. Según un portavoz, esta última está planteada para que quienes no quieren formar parte de las demás reciten poesía juntos.

Petición de desalojo

Antes de que los estudiantes anunciaran que no se moverán del vestíbulo de la UB, el adjunto al rector de esta universidad, Carles Carreras, ha reclamado alDepartament d'Interior su intervención para eldesalojo de su edificio histórico, donde decenas de estudiantes siguen instalados desde el miércoles para protestar contra los recortes.

"Hemos pedido ya aInterior la intervención policial y ahora será laconselleria la que decida cuándo intervenir", ha concretadoCarreras, llamando a los estudiantes a abandonar la ocupación en pro del dialogo. El adjunto al rector ha asegurado que la dirección de laUB no permitirá que el edificio histórico se convierta "en un hotel de minorías", asegurando que el grueso de los estudiantes no son partidarios de la toma del edificio, que ha causado múltiples daños materiales.

La fachada del centro ha amanecido repleta depintadas contra los recortes y algunas puertas están rotas. "No queremos que un grupo reducido de personas, algunas de ellas ni siguiera estudiantes, se aproveche de la ubicación privilegiada de esta facultad", ha añadido, recordando que los universitarios se han provisto de colchones y mantas para una mayor comodidad.

Según Carreras, el personal de la UB "comprende y comparte" las protestas universitarias, aunque rechaza la violencia ocurrida el miércoles tras una multitudinaria manifestación por las calles deBarcelona. Después de la marcha hubo incidentes que se saldaron con12 detenidos, de los que 11 ya han quedado en libertad con una citación para acudir ante el juez. Solo uno permanece en comisaría, dado que todavía se está instruyendo su atestado. Además, una docena de personas requirieron asistencia médica.

"Es necesario luchar contra los recortes para proteger la universidad pública, pero jamás se debe optar por la violencia y la ocupación", ha subrayadoCarreras, quien ha lamentado que se esté produciendo un "diálogo de sordos" con los estudiantes acampados, que han pernoctado en el vestíbulo del centro, y les ha emplazado a abandonar la ocupación.

Cortes en la AP-7 y la B-30

En laUniversitat Autònoma de Barcelona, los estudiantes que participan en la huelga convocada para hoy han levantado el bloqueo que desde las 8.00 horas impedía el acceso al campus deBellaterrapor carretera. Los manifestantes habían cortado laAP-7 y laB-30, lo que provocó el colapso del tráfico y el enfado de los conductores.

Paralelamente, a partir de las 11.15 horas los trenes de losFerrocarrils de la Generalitat  (FGC) vuelven a parar en la estación de la UAB, tras el pacto entre la empresa y los estudiantes. La compañía había accedido a que los convoyes de las líneasS-2 yS-55 no se detuvieran en laAutònoma hasta esa hora tras la amenaza de los estudiantes de cortar las vías, según fuentes deFGC.

A pesar de la normalidad referente a la movilidad, los bloqueos han tenido la repercusión que los estudiantes perseguían. Fuentes del rectorado han informado de que la actividad ha quedado totalmente suspendida en las facultades de Economia i Empresa, Lletres, Comunicació, Dret y Política, mientras que en Veterinària, Ciències i Biociències, y Educació ha sido mínima.

Noticias relacionadas

“De los 80 alumnos que están matriculados en mi asignatura solo han podido llegar un total de seis, y todos ellos lo han hecho tarde”, explica Joan Torres, profesor de Psicologia, que había decidido pactar con sus alumnos si suspendían la clase programada para esta mañana. Los estudiantes convocantes de la protesta han actuado de piquetes informativos en aquellas facultades donde se mantenía actividad, en las que han obtenido en mayor parte el seguimiento por parte de los alumnos que han asistido a clase.

Otro grupo de estudiantes también han pasado la noche en laUniversitat Rovira i Virgili deTarragona, donde esta mañana han bloqueado los accesos y no dejaban pasar a los trabajadores del centro.