Ir a contenido

EL FIN DE CINCO AÑOS DE LITIGIO

El tesoro de la 'Mercedes' tardará «meses o años» en ser exhibido

Wert anuncia que antes hay que afrontar una compleja restauración

MANUEL VILASERÓ
MADRID

El tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes está ya depositado en la sede de la Secretaría de Estado de Cultura, en la plaza del Rey de Madrid, rodeado de fuertes medidas de seguridad. Hasta las alcantarillas están selladas. Han sido cinco años de litigios que el ministro José Ignacio Wert dio ayer por «zanjados». Pero hasta que las 17 toneladas de monedas de oro, plata y estaño se exhiban al público pueden pasar «meses o quizás años», el tiempo que el titular de Educación y Cultura estima que puede tardar el proceso de «documentación, catalogación y restauración» de las piezas.

Mientras no finalicen los trabajos ni el tesoro se exhibirá ni se decidirá su destino. Wert se mostró inflexible en ambas cuestiones. Solo apuntó algunos factores que condicionarán la ubicación. «No se van a repartir monedas por todos los museos, pero el objetivo es que pueda ser disfrutado por todos», advirtió, aunque sí abrió la puerta a que una parte pequeña pueda exhibirse en América Latina, su lugar de procedencia.

Perú aún reclama la propiedad del oro, aunque el ministro descartó que tenga opción alguna dado que «el tribunal de Tampa (Estados Unidos) lo rechazó en varias ocasiones».

De las 600.000 piezas que integran el tesoro solo están restauradas o en proceso de serlo 212 monedas de oro y 13.077 de plata. El resto de ellas se encuentran «compactadas, fundidas en bloques», alguno de los cuales tiene la forma de los recipientes (bolsas y cofres) que las contenían. Aunque Wert ha dado el caso por cerrado, quedan aún dos cabos sueltos. El ministerio «no renuncia», según su titular, a las 59 piezas que al parecer aún siguen en posesión de Odyssey en Gibraltar, y además estudia reclamar el abono de las costas judiciales, aún por cuantificar, después que el juez estadounidense abriera la puerta para ello.