Un proyecto gigantesco

La Generalitat ofrece 800 hectáreas en el delta del Llobregat a Eurovegas

Los trabajos de los dos 'resorts' comenzarían en Sant Boi y Cornellà y se extenderían hacia el sur

El complejo incluye la construcción en El Prat de 10.000 residencias, donde vivirían los empleados

Terrenos de Sant Boi de Llobregat ofrecidos por la Generalitat para la construcción del macrocomplejo de ocio Eurovegas.

Terrenos de Sant Boi de Llobregat ofrecidos por la Generalitat para la construcción del macrocomplejo de ocio Eurovegas. / CARLOS MONTAÑÉS

3
Se lee en minutos
CRISTINA BUESA
BARCELONA

El lunes por la mañana y el martes antes de que llegara Sheldon Adelson, fuera de los focos de los medios de comunicación, los representantes del magnate estuvieron varias horas negociando minuciosamente con la Generalitat sobre los terrenos. Los emisarios del promotor de Eurovegas pusieron sobre la mesa todos los equipamientos que proyectan. Los responsables del Govern les mostraron todo el suelo disponible en el delta del Llobregat, su emplazamiento favorito desde el primer momento. Los terrenos en los que se podría levantar el complejo de ocio y residencial alcanzan las 800 hectáreas.

La extensión es considerable. Una hectárea es equivalente a un campo de futbol. Pero esto no quiere decir que el Sands Barcelona vaya a ocupar como una apisonadora todo el territorio libre desde El Prat de Llobregat, Cornellà y Sant Boi (Baix Llobregat) hasta llegar al mar. Según ha podido saber EL PERIÓDICO, se ha realizado una labor de cirugía sobre el mapa: se han analizado pormenorizadamente los usos del suelo, sus calificaciones, la capacidad de albergar una u otra instalación.

TORRES DE HASTA 130 METROS / El Institut Català del Sòl (Incasòl) ha jugado un papel clave en este proceso. Si finalmente Adelson eligiera Catalunya para levantar su negocio de casinos, las máquinas comenzarían a trabajar en la parte más alejada de la costa. Allí se construirían --las normas urbanísticas así lo permiten-- la parte más similar al modelo Las Vegas. La altura máxima permitida en esta zona sería de 130 metros, una dimensión que ya se encuentra en varios edificios de Barcelona. Muy cerca de este sector, que está situado a caballo entre Cornellà y Sant Boi (ver gráfico), se puede observar el hotel Hesperia, que da la bienvenida a la vecina localidad de L'Hospitalet.

Estas construcciones, las más altas de todo el proyecto Eurovegas, albergarían los dos resorts que en un primer momento querría levantar el multimillonario norteamericano. Los hoteles se ubicarían en este mismo espacio. El ofrecimiento de hasta 800 hectáreas responde a la necesidad de añadir también restaurantes, zonas deportivas, un teatro de grandes dimensiones, salas para acoger convenciones y un largo etcétera. Una de las características que más llamó la atención a Adelson el martes fue la proximidad con el mar. El ámbito afectado por el gigantesco proyecto llegaría hasta Viladecans, con lo que los términos municipales a los que afectaría serían un total de cuatro.

MENOS DEL 5% DE CASINOS / En la ofensiva para convencer a la opinión pública de las virtudes de la posible ubicación de Eurovegas, el Govern blande como argumento que, de la superficie construida, habrá menos de un 5% dedicada a casinos. De hecho, el president Artur Mas fue todavía más explícito y, en una entrevista en Radio TeleTaxi, aseguró ayer que oscilaría entre el 2% y el 4%. También insistió en el argumento de que el macrocomplejo sería un polo de atracción turística.

A la inversión prevista, cifrada en 17.000 millones de euros, se debe añadir la generación de puestos de trabajo. Los negociadores de Adelson pidieron también que se contemplara algún espacio para usos residenciales y los responsables de la Generalitat han ofrecido las 160 hectáreas del centro direccional de El Prat, donde se podrían edificar hasta 10.000 viviendas.

Noticias relacionadas

Este solar está muy bien comunicado, otra de las reivindicaciones repetidas hasta la saciedad por los impulsores, tanto por carretera como por la futura línea 9 del metro. Este techo residencial ya está contemplado, se haga o no se haga por fin el complejo de ocio, aunque es fácil deducir que, si Adelson elige Madrid, la crisis inmobiliaria lo impedirá.

Y por último, está el papel estratégico que juega el aeropuerto de El Prat ya que su cercanía es otro requisito. Al mismo tiempo, el complejo podría ser el revulsivo para atraer los ansiados vuelos intercontinentales.