CONSECUENCIA DE LOS RECORTES

El Govern congela el presupuesto de Benestar Social en el año más duro de la crisis

El departamento sostiene que contará con un 0,5% más de recursos que en el 2011

Cleries cifra el incumplimiento del Gobierno central en dependencia en 235 millones

1
Se lee en minutos
TONI SUST / Barcelona

ElGovern congela la inversión enBenestar Social i Família pese a que el 2012 es señalado como el más duro de la crisis hasta ahora, lo que previsiblemente obligará a atender socialmente a un número cada vez mayor de ciudadanos.

Laconselleria que dirigeJosep Lluís Cleries tendrá un presupuesto total, contando ingresos propios por varios conceptos, de 2.233,63 millones de euros, un 0,5% más que el año pasado. Sin embargo, sin contar estos ingresos, Benestar pierde un 1% respecto del ejercicio anterior.

Cleries esbozó los retos principales del año próximo y dio un capón al Ejecutivo central, 24 horas después de reunirse con la ministra deSanidad, Ana Mato. Las quejas delconseller iban dirigidas, presumiblemente, al anterior Gobierno, el del PSOE. Según el dirigente, la factura de la atención a los dependientes en el 2011, 1.085 miliones de euros, fue sufragada en un 67,12% por la Generalitat; en un 23,82 por el Ejecutivo central, y en un 9% por el copago.Cleries ha recordado que el Estado debería afrontar el 50% del pago. Por ello, ha subrayado que si el Gobierno hubiera cumplido, la Generalitat habría contado con 235 millones de euros más para invertir.

Noticias relacionadas

Ayudas a la familia

El presupuesto del 2011, que elGovern deArtur Mas recortó globalmente en un 10%, supuso un tijeretazo del 4,6% en Benestar. Gran parte de esta cantidad afectó a la ayuda a las familias por hijo menor de 3 años, de 650 euros anuales, 750 en los casos de familias monoparentales y numerosas. En el 2011 se suprimió la universalidad de la ayuda, para la que se estableció un tope máximo de ingresos de 12.000 euros. Este año habrá una leve mejora: el tope sube a 14.000 euros.