GOLPE AL TRÁFICO DE CONTENIDOS

Nueva Zelanda envía a prisión al fundador y a tres directivos de Megaupload

El juez estudia la extradición de los detenidos a Estados Unidos

De izquierda a derecha los directivos de Megaupload Bram van der Kolk, Finn Batato, Mathias Ortmann y el fundador del portal Kim Dotcom, este viernes, durante su comparecencia ante el juez, en Auckland.

De izquierda a derecha los directivos de Megaupload Bram van der Kolk, Finn Batato, Mathias Ortmann y el fundador del portal Kim Dotcom, este viernes, durante su comparecencia ante el juez, en Auckland. / Greg Bowker (AP)

2
Se lee en minutos

Untribunal de Nueva Zelanda ha ordenado esta madrugada el ingreso en prisión del fundadordel portal de descargas en internetMegaupload, el alemán Kim Schmitz, y de los otros tres directivos detenidos a última hora del jueves. Los cuatro permanecerán en la cárcel hasta el martes, fecha en la que está previsto que el juez se pronuncie sobre la petición delibertad bajo fianza, que en de momentoha sido rechazada. Todos ellos están reclamados por EEUU, que les acusa de piratería informática, aunqueNueva Zelanda no ha presentado cargos contra ellos. La justicia neozelandesa debe decidir solo si autoriza la extradición.

Junto aSchmitz, conocido también comoKim Dotcom, han sido ingresado en prisión preventiva los directivos, también alemanes, Finn Batato y Mathias Ortmann, así como el holandés, Bram van der Kolk. Todos ellos fueron detenidos en diversas operaciones policiales llevados a cabo en Auckland en respuesta a un requerimiento hecho por las autoridades estadounidenses. Las autoridades de Estados Unidos cerraron el jueves elportal de descargas Megaupload al considerar que forma parte de "una organización delictiva responsable de una enorme red de piratería informática mundial" que ha causado más de 500 millones de dólares en perdidas al transgredir losderechos de autor de compañías.

"Nada que ocultar"

Al inicio de la audiencia, el juez ha atendido la petición hecha por los medios de comunicación para poder fotografiar a los acusados, a pesar de que el abogado que defiende al fundador de MegaUpload se opuso a ello. Sin embargo, poco después Schmitz, quien tiene la residencia neozelandesa al igual que der Kolk, ha autorizado a que se tomaran imágenes. "No tenemosnada que ocultar", ha dicho.

En la operación, la policía neozelandesa ha decomisado a los detenidos y a la empresa bienes valorados en unos 3,7 millones de euros y 6,2 millones de euros depositados en cuentas abiertas en diversos bancos de Nueva Zelanda. No obstante, las autoridades de Nueva Zelanda no tienen previsto presentar acusaciones formales contra MegaUpload a pesar de considerar que han admitido que la empresa también ha infringido las leyes sobre propiedad intelectual de este país.

150 millones de usuarios

Noticias relacionadas

Las autoridades estadounidense consideran que, a través del portal Megaupload, que cuenta con unos 150 millones de usuarios registrados, y de otras páginas asociadas, los detenidos ingresaron unos 175 millones de dólares.

Además de las cuatro detenciones en Nueva Zelanda, se han realizado redadas en Estados Unidos y otros nueve países, entre ellos Holanda y Canadá.