DÉFICIT EN IDIOMAS

Los españoles tienen el peor nivel de inglés de Europa, según un estudio

España está a la cola, por delante de rusos y turcos

Pese a que 8 de cada 10 demandas de empleo exigen hablar la lengua de Shakespeare, la situación solo mejora lentamente

Se lee en minutos

Hablar ingléses cada vez más una exigencia laboral y una necesidad vital para los ciudadanos del mundo. En ocho de cada 10 demandas de empleo en España se exige el conocimiento de la lengua de Shakespeare, pero lo cierto es que sigue siendo la asignatura pendiente de los españoles. Solo por delante de rusos y turcos, los españoles son los europeos con peor inglés, prácticamente igualados con los italianos en un nivel bajo de conocimientos. Los países nórdicos, con un nivel muy alto, encabezan una lista de cuarenta y cuatro países de Europa, Asia e Iberoamérica cuyos habitantes han efectuado en el 2011 las pruebas de la compañía Education First (EF)por internet.

España ocupa el lugar vigésimo cuarto de la lista y el antepenúltimo puesto si se tienen en cuenta solo los 19 países europeos de la muestra, por detrás de Polonia, Portugal o Francia, que tienen un nivel medio. Sobre las causas de este retraso, la directora de EF en Madrid, Virgina Molet, ha explicado a Efe que, aparte del "problema de base" de una fonética diferente entre el español y el inglés, la educación no le otorgó a esta lengua la importancia suficiente en el pasado. Tendrán que pasar años todavía, ha indicado, para que el impulso que el aprendizaje del inglés ha tenido en los últimas tiempos tenga resultados en la formación de las nuevas generaciones de profesionales.

Noticias relacionadas

Cultura multilinüe y vocación internacional

Adelantar la edad de comienzo del aprendizaje, matiza el informe, no bastará para aumentar el nivel, pues la calidad del profesorado, los materiales y métodos didácticos y el número de horas son factores "mucho más importantes". Además, ha añadido Molet, se hace necesaria una cultura multilingüe y una vocación internacional que favorezcan el uso del inglés en la vida diaria, por ejemplo con la lectura de prensa y películas y programas de televisión en versión original o estancias en el extranjero. Aparte, los países donde las exportaciones no representan un gran papel en la economía tienden a tener un bajo nivel de inglés, lo que disminuye los alicientes para dominarlo. Esto, a su vez, disminuye las posibilidades de participar en la economía mundial, entre otros análisis del estudio deEducation First, dedicada al aprendizaje de idiomas en el extranjero.