29 oct 2020

Ir a contenido

Accidente en el Mediterráneo

El avión es el único transporte más seguro que el barco en Europa

En el 2007 hubo un muerto en avión por cada 10 millones, frente a los 2 del barco

La siniestralidad es más elevada en el tren, aunque desplaza a más pasajeros

CRISTINA BUESA
BARCELONA

El transporte aéreo es el modo más seguro para desplazarse en Europa. Un análisis de los accidentes mortales ocurridos en el continente desde el 2005 en medios de transporte colectivo como el avión, el barco y el tren permite llegar a esta conclusión. Tras el suceso mortal del Costa Concordia frente al litoral toscano, la pregunta que se formula es el grado de fiabilidad de estos medios.

En el 2010 no hubo ni una sola víctima mortal a bordo de un avión en Europa. Es algo insólito, a la par que loable ya que además ese fue el año de la recuperación del tráfico aéreo tras la caída del 2009 como consecuencia de la crisis. El volumen de pasajeros transportados en el 2010 superó los 796 millones de personas, una cifra que solo es comparable con el enorme volumen de pasajeros que transporta el tren.

DATOS DE EUROSTAT / Para poder parangonar unos transportes y otros lo más habitual es relacionar el volumen de siniestros con los kilómetros recorridos por viajero, revela el catedrático de Transportes de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), Mateu Turró. El experto recuerda que el despegue y el aterrizaje son precisamente los momentos de mayor peligro del transporte aéreo. Eso fue lo que ocurrió con el desgraciado siniestro de Spanair en Barajas en el 2008, que disparó la estadística europea en 156 víctimas más, hasta los 177 fallecidos ese año. Pero eso no es lo habitual, ya que en el 2005 fueron 23; en el 2006, 47; y en el 2009, 27. No obstante, las 57 víctimas mortales del Yak-42 en Turquía, la mayoría de origen español, también hicieron aumentar hasta 79 personas la mortalidad en avión en Europa en el 2007.

También es importante para calibrar el riesgo de uno u otro transporte fijarse en el volumen global de viajeros que mueve. Por citar un ejemplo, las vías férreas europeas transportan cada año unos 7.000 millones de clientes, el número más elevado de todos, solo por detrás de las carreteras. Si se toma el ejemplo del 2007, periodo del que la agencia estadística europea, Eurostat, cuenta con todas las cifras, y se compara el volumen de viajeros con los accidentes mortales está encabezada por el tren, seguido del barco y por último el avión.

MULTIPLICAR EL RIESGO / El éxito de la industria del crucero «multiplica el riesgo» de incidentes, opina Mateu Turró, a pesar de que en los datos de Eurostat, en los que se suman todos los pasajeros embarcados en los 27 países de la Unión Europea, se constata que ese año hubo dos muertos por cada 10 millones de viajeros. En el avión fue uno y, en el modo ferroviario, 3,8. Entre cruceros, ferris y otras embarcaciones, en las aguas del continente europeo se embarcaron alrededor de 400 millones de personas cada año.

La Agencia Europea de Seguridad Marítima detectó un incremento del número de víctimas en el mar en el 2010 (con 61 fallecidos frente a los 52 del 2009), a pesar de que la mayoría se produjeron en embarcaciones de carga -alrededor de la veintena desde el 2007-- y de pesca --con cifras similares-. En el caso de los barcos de pasajeros, y pese al éxito experimentado en los últimos años por cruceros como el accidentado el domingo, solo hubo siete fallecidos en 2010 y cuatro en 2009.