Ir a contenido

procedimiento pionero

El Hospital Clínic hace la primera laparoscopia en 3D del mundo

La técnica ofrece mayor precisión y minimiza el tiempo de las intervenciones

ALBA CASANOVAS
BARCELONA

De los cines a los quirófanos, la tecnología 3D en alta definición entra con fuerza en la medicina: el Hospital Clínic de Barcelona es el primer centro que realiza operaciones laparoscópicas (mínimamente invasivas) a través de esta técnica revolucionaria que abre las puertas a operaciones más seguras y eficaces.

El hospital presentó ayer el nuevo procedimiento, que consiste en introducir dos ópticas en el cuerpo del paciente en lugar de una como suele ser. Las imágenes convergen y originan el tridimensional (3D) en alta definición que los médicos ven con total nitidez en las pantallas del quirófano con la ayuda de unas gafas parecidas a las que se usan en el cine.

MAYOR CAMPO DE VISIÓN / La técnica amplía el campo de visión y aporta mayor profundidad en las imágenes. «Podemos apreciar incluso los tejidos de los órganos», explica el doctor Antonio de Lacy, responsable del Servicio de Cirugía Gastrointestinal del Hospital Clínic, que ha realizado 14 intervenciones con la nueva tecnología desde diciembre, mayormente de colon y recto. «Al tener más visión no movemos tanto la cámara como en las intervenciones convencionales», añade De Lacy.

El tiempo de recuperación del paciente intervenido, en consecuencia, es menor. Y la duración de las operaciones a través de orificios naturales también se ha reducido hasta las 2.30 horas, la mitad de lo habitual.

La nueva tecnología también permite realizar procedimientos que en dos dimensiones son «muy complejos», dice De Lacy, que admite que realizar una laparoscopia con el sistema bidimensional «es complicado». La gran ventaja de la nueva técnica es, pues, la facilidad que tienen los médicos a la hora de operar. «Y, por tanto, es más seguro para el paciente», sostiene el médico.

SIN COSTE ALGUNO / En cualquier caso, la nueva tecnología, que ha desarrollado Olympus y que ha cedido sin coste al hospital para su experimentación, se está comprobando. Después de cuantificar las mejoras, el equipo saldrá al mercado durante la primera mitad de 2013 con un precio de medio millón de euros «como máximo», dice el director de Olympus en Europa, Frank Drewalowski, quien confía en que habrá un «rápido retorno» de la inversión porque los pacientes pasarán menos tiempo en la mesa de operaciones y, consecuentemente, las intervenciones serán más baratas.